19/05/2017

El mundo

Fora Temer

Siguen las protestas en Brasil para exigir la renuncia de Temer

Miles de personas salieron a las calles desde la tarde en varias ciudades del país para protestar contra el presidente. Se registraron disturbios entre manifestantes y la policía en Río de Janeiro.
Ampliar (1 fotos)

Siguen las protestas en Brasil para exigir la renuncia de Temer.

Varios disturbios se registraron este jueves entre manifestantes y la policía de Brasil en el marco de multitudinarias protestas para exigir la renuncia del presidente Michel Temer, después de que una denuncia lo implicara en una reunión en la que presuntamente avaló el pago de sobornos.

Los incidentes ocurrieron en el centro de Río de Janeiro, donde la Policía empleó gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes, que les respondían con piedras. Al menos una persona resultó herida, según reprodujo el canal Globo News.

Miles de personas salieron a las calles desde la tarde en varias ciudades del país para protestar contra Temer. Las marchas también tuvieron lugar en la Avenida Paulista de Sao Paulo, donde los manifestantes exigen la salida de Temer y lo acusan de "corrupto" y "entreguista".

En la capital, Brasilia, miles de personas se reunieron en la Plaza de los Tres Poderes, en la zona gubernamental, y frente al Palacio de Planalto, para exigir la dimisión de Temer.

Las primeras protestas empezaron en la noche del miércoles, después de que el diario "O Globo" diera a conocer una denuncia hecha por el empresario Joesley Batista, que presentó a la Justicia dos audios en los que se escucha a Temer aprobando aparentemente un pago de sobornos que admite ante él Batista.

En uno de los dos audios divulgados, se escucha al presidente de facto hablando con el empresario y dándole su autorización para el pago de 2 millones de reales (637.000 dólares) para comprar el silencio de Eduardo Cuhna, preso por corrupción en Petrobras.

La revelación causó un terremoto político en Brasil, castigado desde hace tiempo por escándalos de corrupción. "No renunciaré", clamó el jueves Temer en una combativa comparecencia en Planalto. "No compré el silencio de nadie", agregó.

La denuncia lo acusa sin embargo de haber avalado directamente los pagos a Cunha. El Tribunal Supremo de Brasil autorizó la apertura de una investigación contra Temer.





Recomienda esta nota: