23/05/2017

El mundo

valentía

Un indigente se convirtió en un gran héroe durante el atentado en Manchester

El hombre de 33 años corrió al interior del estadio para brindar toda la ayuda posible a las víctimas. "No he parado de llorar. Lo más chocante fue ver que era un concierto con muchos niños", contó.

El mendigo héroe que ayudó a rescatar a múltiples víctimas del atentado en Manchester
Un indigente no dudó en acercarse al lugar tras el ataque y atendió a los heridos. "No he parado de llorar", declaró, conmovido por los niños heridos. Testigos iniciaron una campaña para ayudarlo económicamente
23 de mayo de 2017
El impacto de la explosión lo derribó al suelo. Sin embargo, Chris Parker reaccionó de inmediato: se levantó y comenzó a correr contra la corriente, que huía del estadio de Manchester tras el atentado terrorista, para intentar ayudar a las víctimas.
Este ciudadano inglés de 33 años suele mendigar dinero a los transeúntes y a los clientes de un supermercado de la zona, y esta vez se acercó al Manchester Arena para intentar conseguir algunas monedas de la solidaridad del público. Fue él quien terminó ayudando a las víctimas del atentado terrorista.
"La gente estaba saliendo, feliz y todo eso. Mientras salían, escuché una explosión y en una fracción de segundo vi un flash. Luego, humo y gritos", relató a la agencia PA.
Quienes asistieron al concierto trataron de escapar del lugar, pero el instinto de Parker fue diferente. Corrió al interior del estadio para brindar toda la ayuda posible.
Según las autoridades, 22 personas murieron por el ataque, además del terrorista
Según las autoridades, 22 personas murieron por el ataque, además del terrorista
"Había gente en el suelo, por todos lados. Vi a una niña pequeña, la envolví en una de las camisetas de merchandising y le pregunté dónde estaban su papi y mami. Me dijo que él estaba trabajando y su madre estaba 'allá arriba'".
Parker sospechó que la mujer había muerto y pasó un tiempo asegurándose de que la niña estuviera bien.
Posteriormente, y tras verificar el estado de otras personas, ayudó a una señora que presentaba heridas serias en la pierna y en la cabeza. "Murió en mis brazos. Tenía cerca de 60 años y había ido con su familia", relató. Hasta el momento, las autoridades han identificado entre las víctimas mortales a una adolescete de 18 años y a una niña de 8, pero todavía faltaba determinar la identidad de al menos otras 20 personas.
"No he parado de llorar. Lo más chocante fue ver que era un concierto con muchos niños", contó Parker, que vive en la indigencia en Manchester desde hace un año.
Su valentía ha generado una ola de solidaridad. En la página GoFundMe, un usuario creó una campaña para recaudar dinero y recompensar su "ayuda desinteresada y su coraje". En dos horas, más de 30 personas habían participado con pequeñas donaciones para el voluntario.

Un indigente se convirtió en un gran héroe durante el atentado en Manchester, en el Reino Unido, al correr hacia el estadio donde se había desarrollado el concierto y la explosión para socorrere a todas las víctimas que pudiera. Testigos iniciaron una campaña para ayudarlo económicamente.

El impacto de la explosión del lunes en un recital de Ariana Grande derribó a Chris Parker al suelo, pero el hombre, que vive en la calle, reaccionó de inmediato de manera heroica: se levantó y comenzó a correr contra la corriente, que huía del estadio de Manchester tras el atentado terrorista, para intentar ayudar a las víctimas.

Este ciudadano inglés de 33 años suele mendigar dinero a los transeúntes y a los clientes de un supermercado de la zona, y esta vez se acercó al Manchester Arena para intentar conseguir algunas monedas de la solidaridad del público. Fue él quien terminó ayudando a las víctimas del atentado terrorista.

"La gente estaba saliendo, feliz y todo eso. Mientras salían, escuché una explosión y en una fracción de segundo vi un flash. Luego, humo y gritos", relató a la agencia PA. Quienes asistieron al concierto trataron de escapar del lugar, pero el instinto de Parker fue diferente. Corrió al interior del estadio para brindar toda la ayuda posible.

"Había gente en el suelo, por todos lados. Vi a una niña pequeña, la envolví en una de las camisetas de merchandising y le pregunté dónde estaban su papi y mami. Me dijo que él estaba trabajando y su madre estaba 'allá arriba'". Parker sospechó que la mujer había muerto y pasó un tiempo asegurándose de que la niña estuviera bien.

Posteriormente, y tras verificar el estado de otras personas, ayudó a una señora que presentaba heridas serias en la pierna y en la cabeza. "Murió en mis brazos. Tenía cerca de 60 años y había ido con su familia", relató.

Hasta el momento, las autoridades han identificado entre las víctimas mortales a una adolescente de 18 años y a una niña de 8, pero todavía faltaba determinar la identidad de al menos otras 20 personas.

"No he parado de llorar. Lo más chocante fue ver que era un concierto con muchos niños", contó Parker, que vive en la indigencia en Manchester desde hace un año.

Su valentía ha generado una ola de solidaridad. En la página GoFundMe, un usuario creó una campaña para recaudar dinero y recompensar su "ayuda desinteresada y su coraje". En dos horas, más de 30 personas habían participado con pequeñas donaciones para el voluntario.




Recomienda esta nota: