11/08/2017

El mundo

Al menos 43 muertos y un centenar de heridos por el choque de dos trenes en Egipto

La colisión entre dos unidades se produjo en las afueras de Alejandría y terminó con un descarrilamiento de vagones. Denuncian mal estado de las máquinas.
Ampliar (1 fotos)

El siniestro se produjo entre un convoy en movimiento y uno que estaba detenido. Fotos: Twitter

Una colisión de dos trenes de pasajeros a las afueras de la ciudad mediterránea de Alejandría, en Egipto, causó el viernes al menos 43 muertos y 123 heridos, varios de ellos de gravedad, según indica AP.


El accidente se produjo en la zona de Jorshed, en una región rural del Delta del Nilo, al este de Alejandría, en las inmediaciones de la estación del municipio de Abis, cuando uno de los convoyes, que venía de El Cairo, golpeó al otro tren, procedente de Port Said y que estaba parado en la vía, informó el Gobierno egipcio, reproduce Infobae.


El gobernador de Alejandría, segunda ciudad más grande del país, Mohamed Soltan, dijo al diario oficial Al Ahram que las investigaciones iniciales sugieren que uno de los maquinistas fue responsable del siniestro por no haber visto una señal. Sin embargo, testigos citados por el diario Al Masry al Yum aseguraron que el tren procedente de Port Said estaba en mal estado y se paró de manera repetida en estaciones donde no debería detenerse.




Como resultado del choque, volcaron la locomotora del tren número 13 de la línea Cairo-Alejandría y dos vagones de cola del tren que estaba parado en la vía, con número 351 y que había salido de Port Said, según informaciones de la agencia oficial Mena.


En los vagones más afectados, el chasis quedó retorcido, mientras que varios vagones se salieron de los raíles, según las imágenes difundidas por la televisión estatal. Momentos después del siniestro decenas de víctimas fueron colocadas en el suelo y cubiertas con sábanas.


Como resultado del choque, volcaron la locomotora del primer tren y dos vagones de cola del segundo


Centenares de personas se arremolinaron alrededor de los trenes y colaboraron para sacar a los heridos por las ventanillas, a la espera de la llegada de las ambulancias. Los heridos, algunos de los cuales se encuentran en estado crítico, fueron ingresados en ocho hospitales de la provincia de Alejandría y de la región vecina de Al Bahira.


El fiscal general de Egipto, Nabil Sadiq, ordenó la apertura inmediata de una investigación de las causas del accidente ferroviario y el Ministerio de Transportes anunció la formación de un comité con el mismo propósito. El Gobierno egipcio también anunció el pago de indemnizaciones a las víctimas, que en el caso de los fallecidos alcanzarán las 50.000 libras (unos 2.800 dólares), y para los heridos variarán en función de la gravedad de las heridas.


Debido al mal estado del tendido ferroviario y a la antigüedad de los trenes y del resto del material rodante, en Egipto son frecuentes los retrasos, las averías y, en menor medida, los descarrilamientos, aunque por lo general no revisten gravedad. El último accidente ferroviario de gravedad en el país, ocurrido en 2013, causó la muerte de 26 personas, en un choque entre un tren, un microbús y otro automóvil al suroeste de El Cairo.


Un año antes, en un suceso similar murieron 51 personas, 49 de ellos niños, cuando un tren arrolló un autobús en un paso a nivel en la provincia de Asiut, en el sur del país. La mayor tragedia ferroviaria de la historia de Egipto, en la que murieron 376 personas, ocurrió en 2002 por el incendio de un tren que cubría el trayecto entre El Cairo y la ciudad monumental de Luxor. (Infobae)



Recomienda esta nota: