11/09/2017

El mundo

Consejo de Seguridad aprueba sanciones contra Corea del Norte

La resolución, redactada por EE.UU. y aprobada por unanimidad, pone techo al volumen de petróleo que el régimen asiático puede importar y bloquea el comercio de productos textiles y de gas natural.
Ampliar (1 fotos)

Las medidas tienden a neutralizar el plan nuclear norcoreano.

Este lunes el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad una resolución, redactada por EE.UU., con nuevas sanciones contra Corea del Norte ,tras su última prueba nuclear del pasado 3 de septiembre.


El proyecto de resolución original, sin embargo, ha experimentado cambios significativos. Inicialmente, la intención inicial de Estados Unidos era imponer un embargo total e incluir en la lista negra a su líder Kim Jong-un, buscando congelar sus activos. La solución final bloquea el comercio de productos textiles y de gas natural y recorta la importación de petróleo.


Tras las modificaciones, las sanciones implican la prohibición del suministro de condensados de gas al país asiático, así como restricciones a la importación de productos refinados: hasta 500.000 barriles entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2017 y hasta 2 millones de barriles durante todo el año 2018 y los años siguientes.


La nueva resolución también prohíbe la exportación de textiles de Corea del Norte. Asimismo, el documento establece que los volúmenes de suministro de crudo a Pionyang no pueden superar las cifras de los últimos 12 meses.


Es decir, en la práctica se busca aplicar un embargo “progresivo” que se irá modulando, en lugar de un bloqueo total e inmediato. China es prácticamente el único país que le suministra energía.


También se suaviza en el texto final la parte referida a los ingresos que generan para el régimen los trabajadores expatriados. La resolución final incluye, sin embargo, un embargo sobre el gas natural licuado y condensado. El Consejo de Seguridad ya restringió en agosto las importaciones de carbón, hierro y mariscos. Ahora añade a Pak Yong Sik a la lista negra, por ayudar a dirigir la industria balística.


Las medidas adoptadas, según EE UU, recortará los ingresos de Corea del Norte en 800 millones de dólares anuales con el embargo a las exportaciones de textil. Washington calcula, en paralelo, que los expatriados aportan 500 millones al régimen con su sueldo. También indica que se reducirá un 30% el petróleo que se provee a Corea del Norte y un 55% en el caso de los productos refinados.


El texto contiene también la prohibición de crear empresas conjuntas con entidades jurídicas norcoreanas, y presta más atención a la necesidad de arreglar de manera pacífica la situación actual debido a "las posibles consecuencias peligrosas para la seguridad regional".


El borrador inicial contemplaba también sancionar al Partido de los Trabajadores y a la aerolínea de bandera. Eliminados los puntos más espinosos, la delegación china consideró que la fórmula puesta sobre la mesa permite preservar la unidad del Consejo de Seguridad en un momento clave. El objetivo, insiste el representante chino, es “garantizar la estabilidad en la península coreana”.


Nikki Haley, la embajadora de EE UU, recordó que Corea del Norte violó todas las resoluciones adoptadas. “No les importa la comunidad internacional ni su propia población”, dijo, “las medidas a media no funcionan”. Explicó que el objetivo de esta sanciones buscan evitar que el régimen siga “alimentando” su programa nuclear. La diplomática “apreció” el esfuerzo hecho China.


Este lunes Pionyang prometió responder a las nuevas sanciones con severas medidas contra EE.UU. que le causarán al país norteamericano un "dolor y sufrimiento" que nunca antes ha experimentado.

(RT, El País)


Recomienda esta nota: