09/02/2018

El mundo

Anciana de 84 años obtiene carnet de manejo y cae a un barranco

Trini, como se hizo conocida en España, fue noticia dos veces en pocas horas al sacar por primera vez su licencia como conductora, logro que se vio empañado por el accidente que sufrió poco después y del que afortunadamente salió con unos pocos rasguños.
Ampliar (1 fotos)

La valiente señora está dispuesta a seguir conduciendo.

Trini, una señora de 84 años, fue noticia en toda España dos veces en la última semana. En primer lugar, por haberse sacado el carnet de conducir a su edad, al pasar tanto el teórico como el práctico. Más tarde volvió a la primera línea de la actualidad al conocerse que había caído por un barrancho con su coche. La anciana sufrió heridas leves y tuvo que ser trasladada a un centro sanitario.


Hermenegilda Trinitaria Cebrián Anaya, más conocida como Trini, se empeñó en acallar los prejuicios de la sociedad y demostrar que sí es capaz, que la edad es sólo un número si uno quiere. Nació en la localidad valenciana de Alginet, pero vivió durante un largo tiempo en Suiza. El suficiente para terminar volviendo a su localidad natal, donde actualmente reside. Su vivienda está ubicada en una urbanización apartada del casco urbano y la muerte de su marido propició que para desplazarse siempre tuviera que pedir ayuda a terceros.


No tener permiso de conducción suponía marchitarse en casa o gastar la pensión en taxis para ir a comprar o visitar a sus amigas. No lo pensó. Su nuevo reto pasó a ser única y exclusivamente sacarse el carnet AM Limitado, con el que se pueden pilotar vehículos de 49 centímetros cúbicos. «Yo tengo un espejo en la habitación y cuando me miro, no me creo que tenga 84 años. No tengo ningún secreto. Vivo el hoy. Ayer ya pasó y mañana ya vendrá. Simplemente me baso en esa filosofía de vida», explicó Trini.


Ante la sorpresa que generó su presencia la primera vez que pisó la Autoescuela Alginet, esbozó una sonrisa de medio lado y respondió con la humildad que la caracteriza. Su aparición enmudeció la sala, pero ella tenía claro que quería ponerse al volante. Para lograrlo contó con el apoyo «mayúsculo» de José Vicente Roig, su profesor de autoescuela, con el que ha entablado una relación de amistad desde entonces. El resultado destrozó todos los tópicos. Tanto el examen teórico como el práctico lo aprobó a la primera y con cero fallos. Nada que decir de la prueba médica, donde su energía se impuso a la fecha de su nacimiento. «Compartía clase con los jóvenes pero yo me sentía una más. Las prácticas fueron maravillosas. La verdad es que no me costó mucho aprender», aseguró.




En la misma línea se mostró el propietario de la autoescuela. «Es una mujer fantástica. Nunca se me había presentado un caso así. Los propios miembros de la DGT, después de las pruebas, continuaron interesándose por su situación. Ha sido una bonita experiencia», afirmó Roig.


Su proeza no pasó desapercibida para nadie y por ello, desde el Ayuntamiento de Alginet, en colaboración con la Concejalía de Sanidad, Centro de Día y Área del Mayor, le prepararon un homenaje público ayer, en el que se le pudo ver visiblemente emocionada. «Sus ganas de aprender son un ejemplo para todos los vecinos y vecinas, aunque para ella sea algo natural», declaró la edil Ana Gómez.




Sin embargo, para bien o para mal el logro se vio complicado por el accidente que sufrió poco después la decidida mujer, quien ha tomado el accidente de la misma manera que al anterior desafío. "No ha sido nada. No tengo ni un arañazo, ni una uña rota", declaró en la entrevista que le hicieron en el programa matinal de Telecinco. Explicó también que se salió de la calzada al ver que un coche invadió su carril y que esperó tranquila la llegada de los bomberos. (ideal.es; farodevigo.es)




Recomienda esta nota: