14/02/2018

El mundo

Un tremendo operativo contra la amenaza de un tigre de peluche

Un campesino alertó a las autoridades e intervino hasta un equipo especial. Tras una larga espera se constató que era un juguete.
Ampliar (1 fotos)

Bruce, llamó a la policía y admitió sentirse "tonto".

Para el ganadero escocés Bruce Grubb estos días son fundamentales en su negocio. Son tiempos en los que sus vacas se preparan para dar a luz y él está pendiente de que todo salga bien, ya que perder a uno de sus animales puede costarle fortunas. Es por eso que al ver un Tigre -o algo parecido- cerca de sus preciados animales, entró en pánico.

Llamó a la policía y esperó, temiendo por su vida, por sus 200 vacas preñadas y por su negocio, que podía derrumbarse en segundos si esa bestia entraba al establo.

Al rato, seis autos de policía iluminaron la tranquila zona. En total, en el campo de la localidad de Peterhead, había un grupo de seis oficiales y un equipo especial listos para enfrentar al tigre.

Se dispuso el operativo. Los hombres armados rodearon al animal y esperaron a ver qué hacía la supuesta bestia mientras debatían cuál era la manera de controlarla sin lastimarla, ya que se trata de una especie que suele sufrir maltratos.

Al cabo de media hora empezaron los bostezos y las dudas. El felino no se había movido ni un milímetro y Bruce ya sospechaba. Cansado de la espera, se aproximó al animal arriba de su coche para terminar con el misterio.

La tensión estalló y se transformó en risas cuando un ya relajado Bruce levantó al peluche gigante que tuvo a todos asustados durante casi una hora.

“Me siento un poco tonto por llamar a la policía, pero pensé que era una emergencia real. Estamos riéndonos de eso ahora, pero fue muy aterrador en ese momento”, relató el campesino a The Scotish Sun.

La noticia ya recorre el planeta y el departamento de policía reconoció en su Facebook que el episodio ocurrió realmente. Incluso los oficiales se quedaron con el peluche como un gracioso recuerdo.


Recomienda esta nota: