13/03/2018

El mundo

Falleció el contador de Auschwitz, Oskar Gröning

"Nunca hallé la paz interior", había confesado en 2014, poco antes del inicio de su juicio por complicidad.
Ampliar (1 fotos)

El contador de Auschwitz falleció a los 96 años.

El 'contable de Auschwitz', el alemán Oskar Gröning, murió a los 96 años en el hospital donde estaba internado.

Gröning es uno de los últimos nazis juzgado más de 70 años después del final del conflicto y condenado en 2015 a cuatro años de cárcel por complicidad en la muerte de 300.000 judíos.

A finales de 2017, la justicia alemana ordenó su encarcelamiento, después de que el anciano tratara en vano de sortear la detención presentando un recurso ante el Tribunal Constitucional, alegando su mal estado de salud.

Gröning ocupó un puesto administrativo nada más entrar en las SS y en 1942 fue destinado a Auschwitz, en la Polonia ocupada, para recoger los billetes de los deportados y enviarlos a Berlín.

"Vi prácticamente todas las divisas del mundo", explicaba el exnazi, encargado de separar los zlotys de los dracmas, florines o liras, mientras que sus propietarios morían en las cámaras de gas, ejecutados, de hambre o por malos tratos.

Cuando vio a un soldado matar a un bebé lanzándolo contra la pared de un vagón pidió su traslado al frente. Rechazaron su solicitud, y también dos posteriores. "Nunca hallé la paz interior", confesaba a finales de 2014 al diario Hannoverische Zeitung, unos meses antes de la apertura del proceso.

Después de la guerra regresó a su región natal. Se casó, tuvo dos hijos y trabajó en una vidriería.

Durante su juicio, había pedido perdón y reconocido una "falta moral" por su papel de "contable" del campo de exterminio nazi de Auschwitz. (tn.com.ar)




Recomienda esta nota: