12/04/2018

El mundo

Encontraron un fósil que podría reescribir la historia del hombre

Se trata de la falange del dedo de un Homo Sapiens, descubierto en Arabia Saudita. Los investigadores creen que los primeros humanos se fueron de África en diferentes oportunidades y no en una única ola migratoria.
Ampliar (1 fotos)

Podría reescribir la historia de la humanidad.

Un grupo de arqueólogos alemanes descubrió un fósil de Homo Sapiens, de entre 86 mil y 90 mil años de antigüedad, en el desierto de Nefud de Arabia Saudita. Es uno de los restos más antiguos encontrados fuera de África, lo que cambiaría el relato sobre cómo nuestra especie se extendió por Europa y Asia.

El estudio, publicado en la revista Nature Ecology and Evolution, detalla que se trata de la falange de un dedo mayor de 3,2 centímetros de largo. Los expertos del Instituto Max Planck de Ciencias de la Historia de la Humanidad de Jena lo encontraron en el yacimiento Al Wusta.

Antes de este descubrimiento, especialistas del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) habían señalado que el Homo Sapiens había migrado, en una primera fase, más lejos de lo que se pensaba. Su teoría se basaba en los hallazgos de un maxilar humano moderno en la cueva Mislyia, en Israel, que tienen entre 177 mil y 194 mil años de antigüedad.

El fósil encontrado en Al Wusta reforzaría esta hipótesis. "Este hueso es un sueño hecho realidad. Ya que apoya los argumentos que nuestros equipos han estado desarrollando durante una década", aseguró Michael Petraglia, quien dirigió la investigación en Al Wusta.

Los arqueólogos llevaban años buscando algún rastro de Homo Sapiens en el corazón del país. Hasta 2016, solo habían encontrado herramientas y fósiles de animales. Ese año, el paleontólogo Iyad Zalmout reparó que en medio del desierto había una pequeña falange expuesta en el suelo. De inmediato, se dio cuenta que se trataba de un fósil humano.

Después de un minucioso análisis anatómico, pudieron confirmar la noticia: pertenecía a un adulto de nuestraespecie, aunque no se sabe si fue una mujer o un hombre.

Hasta ahora, se pensaba que el Homo Sapiens había salido de África en una única ola migratoria, hace 60 mil años. Pero el hallazgo de un fósil en Israel, de al menos 177 mil años de antigüedad, reescribió la historia. Con esto se probó que efectivamente el hombre había estado fuera del continente africano y el Levante mediterráneo en al menos dos ocasiones.

El descubrimiento de Al Wusta agrega una nueva pieza en este rompecabezas. Los humanos también pasaron por Medio Oriente hace casi 95 mil años. Y no solo lo hicieron por la costa, donde el clima es más favorable. También se adentraron en el interior del desierto de Arabia Saudita

“Los ríos y los lagos atrajeron animales. Como consecuencia, llamaron a los cazadores-recolectores”, explicó Petraglia. Entre los fósiles encontrados había gacelas hasta hipopótamos. (tn.com.ar)


Recomienda esta nota: