14/05/2018

Argentina

Sigue la crisis: el Gobierno le ruega ayuda a Trump

En la previa al vencimiento de bonos, en medio de la escalada del dólar, Macri recibirá el apoyo del presidente estadounidense. Además se reúne con jefes de bancadas del Senado.
Ampliar (1 fotos)

El Presidente está preocupado.

El Gobierno busca transmitir respaldo previo al vencimiento de las Lebac por $ 673.000 millones, en momentos en que intenta frenar la escalada del dólar y en plenas negociaciones con el FMI para conseguir un préstamo por U$S 30 mil millones para calmar los mercados. El crédito es de carácter preventivo, lo que significa que no necesariamente los fondos vayan a usarse.

Los ejes del diálogo pasarán por las negociaciones con el FMI y la política económica de Macri para enfrentar las turbulencias que genera la volatilidad de la divisa estadounidense.

La conversación se traducirá en un gesto para que el Presidente pueda llevar una señal de calma a los mercados después, además, de los elogios de la Casa Blanca a la gestión de Macri en la economía.

Más tarde recibirá a referentes del Senado, tanto del oficialismo como de la oposición. Irán a Casa de Gobierno los jefes de las bancadas oficialistas en la Cámara alta como Humberto Schiavoni (PRO) y Ángel Rozas (UCR) además de peronistas como Miguel Angel Pichetto (Argentina Federal), el puntano Adolfo Rodríguez Saá y el salteño Juan Carlos Romero, entre otros, en búsqueda de una nueva señal de apoyo al Gobierno. Fuentes de la Casa Rosada aseguraron  que la suba de la divisa estadounidense y el acuerdo por un préstamo con el FMI serán dos de los temas principales.

En la reunión el Presidente les hablará sobre la situación económica del país, en momentos en que se negocia el préstamo con el FMI, y también podría pedirles que bloqueen en el Senado el proyecto de freno a las subas en las tarifas, que ya tiene media sanción en Diputados y que ingresó a la Cámara alta. 

Con este contexto de fondo los gobernadores peronistas se reunirán mañana para consensuar un mensaje sobre la situación económica del país y, especialmente, sobre las negociaciones del Gobierno con el FMI. Por el momento no hay una posición unificada entre los mandatarios provinciales.

El gobernador de Entre Ríos Gustavo Bordet no cuestionó las negociaciones con el organismo internacional, mientras que sus pares Juan Manzur (Tucumán) y Sergio Uñac (San Juan) critican el pedido, al igual que Sergio Casas (La Rioja) que consideró que el FMI "pide que los gobernadores dejen gente en la calle", en relación a las exigencias que pediría el organismo para reducir el déficit fiscal.

Los gobernadores creen que las condiciones que el FMI le exija al Gobierno repercutirán en las provincias. Como adelantó Marcelo Bonelli en el organismo pediría a la Argentina una profundización del recorte del déficit, el aumento del tipo de cambio para cerrar el déficit de la cuenta corriente externa, reforma laboral (que no pasaría por el Congreso) y previsional, como el aumento de la edad jubilatoria.

La conversación se da en medio de la negociación de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por una línea de crédito "preventiva" en un intento de llevar calma a los inversores ante la escalada del dólar.

Argentina necesita obtener los votos del resto de los países miembros del organismo multilateral para cerrar el acuerdo que le otorgue financiamiento. (tn.com.ar; minutouno.com)


Recomienda esta nota: