08/07/2018

El mundo

Ganaron las elecciones como alcaldes pero están presos

Desde la cárcel triunfaron, Francisco López Villafranca, candidato del PRI en Tamaulipas, y Alfonso Miranda Gallegos, de la coalición Juntos Haremos Historia, en Morelos.
Ampliar (1 fotos)

Alfonso Miranda Gallegos está vinculado con el grupo criminal de Los Rojos.

El primero está acusado de asesinato. Al segundo lo señalan por vínculos con el grupo criminal de Los Rojos, que opera en Morelos y Guerrero. 

Los dos fueron detenidos en plena campaña electoral, pero como su situación legal no es definitiva, es decir, todavía no está comprobada su responsabilidad, pudieron mantenerse en la contienda como candidatos a alcaldes.

Francisco López Villafranca, conocido como Kiko López, contendió por el PRI como candidato a la alcaldía de San Carlos, Tamaulipas, y fue detenido el 19 de mayo como presunto responsable de homicidio y asociación delictiva.

Las autoridades aseguran que Kiko López es autor material del asesinato de Norberto Baltazar González Castillo, delegado de la Secretaría de Bienestar Social del gobierno de Tamaulipas, cuyo cuerpo fue encontrado en un paraje ubicado a la entrada del municipio de San Carlos, el pasado 2 de mayo.

El candidato priista pudo mantenerse en la contienda electoral porque las acusaciones en su contra no están comprobadas y aún no hay sentencia en su contra. Por lo tanto, no perdió sus derechos políticos –como sí ocurre con las personas ya sentenciadas en México–, explicaron autoridades locales antes de la elección.

Con Kiko López en la cárcel, su familia siguió la campaña, coordinada por su hija de 15 años y de Jesús Pérez Flores, uno de sus colaboradores.

En la región de San Carlos opera una organización conocida como Columna Armada General Pedro José Méndez, que se presenta como un grupo de autodefensas y apoya a Kiko López.

Esta organización afirma que su objetivo es proteger a los pobladores de Villagrán, Hidalgo y Mainero (municipios vecinos de San Carlos), de organizaciones criminales como Los Zetas.

Sin embargo, el presidente del PRD en Tamaulipas, Alberto Sánchez Neri, afirmó que Columna Armada es una organización criminal del Cártel del Golfo, y denunció su intervención en el proceso electoral.

A pesar de estar preso en el penal de Ciudad Victoria, Kiko López ganó la alcaldía de San Carlos con 3.359 votos, que representan 67,24% de votación.

El Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) entregó este martes la Constancia de Mayoría a su suplente a alcalde y primo del acusado, José Garza López.

Los nuevos ayuntamientos en Tamaulipas entran en funciones el 1 de octubre, y si el alcalde electo de San Carlos sigue en prisión tomaría el cargo su suplente.


El caso de Alfonso Miranda Gallegos, candidato a la alcaldía de Amacuzac, Morelos, está en el ámbito federal. Este político fue detenido el pasado 7 de mayo como posible responsable de los delitos de secuestro, delincuencia organizada y extorsión, y vinculado por las autoridades federales con el grupo criminal de Los Rojos

El día de su aprehensión, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, informó que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia ofrecía protección a las operaciones de Los Rojos en Amacuzac.

Miranda Gallegos está recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 14, ubicado en Durango, desde donde grabó un audio que difundieron en redes sociales sus colaboradores para invitar a los ciudadanos a votar por su planilla.

Al final, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, encabezada por el partido Morena, obtuvo la victoria en la elección con 3.672 votos que representan 78% de la votación.

Miranda Gallegos además es tío de Jorge Miranda Abarca, alcalde con licencia y también candidato del PRI a la presidencia municipal de Amacuzac. Él también está detenido desde el 27 de mayo, acusado de delincuencia organizada, secuestro y homicidio.

A pesar de la graves acusaciones en su contra, a favor de estos políticos está la presunción de inocencia que garantiza la ley, en tanto no haya una sentencia en su contra. Mientras tanto, mantienen sus derechos políticos de votar y ser votados. (losprimeros.tv)


Recomienda esta nota: