12/09/2018

El mundo

Destripó a su mujer y lo justificó con una insólita frase

El sujeto, condenado por violación, asesinó a su esposa, la desmembró y llamó a los familiares de la mujer para contarles lo sucedido

Tiene 58 años y cumplía una libertad vigilada por una tobillera electrónica. Había sido condenado a 18 años de prisión por violar a una joven que se negó a tener sexo con él. La noche del lunes asesinó a su mujer Valerie, de 53, con quien convivía en un departamento en el Bronx, Nueva York.

Durante el juicio, lejos de mostrar cierto arrepentimiento, Solis lanzó la frase que retumbó e indignó al juez, la fiscalía y los familiares de la víctima: "Al menos ahora no tengo que preocuparme porque otro hombre se acueste con mi esposa".

El juez Richard Fasano contó detalles del crimen: "Luego de asesinarla llamó a varias personas, incluido su oficial de libertad condicional y algunos miembros de la familia de la víctima para reportarles lo que había hecho"

A uno de los primeros que llamó Solis fue al padre de la hija de Valerie: "Ven a buscar a tu hija… acabo de matar a su madre". En otra llamada amenazó con ir al funeral de la mujer y disparar contra todos. Por último, llamó a su consejero en el Manhattan Psychiatric Center, donde vivía.Suzanne McElwreath, la abogada de Solis, pidió libertad bajo fianza para su defendido pero la justicia se lo denegó.



Recomienda esta nota: