08/12/2018

El mundo

Los chalecos amarillos tomaron París en otra masiva protesta contra Macron

Más de 30 mil personas volvieron a tomar las calles de la capital francesa en rechazo al impuesto a los combustibles. Hay más de 1400 detenidos y más de un centenar de heridos, además de vehículos incendiados y comercios saqueados.
Los chalecos amarillos tomaron París en otra masiva protesta contra Macron | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Los manifestantes exigen la dimisión del presidente francés. Fotos: Europa Press; RT; AFP)

Miles de personas han salido a protestar este sábado en toda Francia en una nueva jornada de manifestaciones de los llamados 'chalecos amarillos', que se iniciaron originalmente por el aumento planificado del impuesto sobre el combustible, pero desde entonces se ha convertido en un movimiento más amplio en contra de las políticas oficiales y reformas económicas.

Al menos 135 personas han resultado heridas y 1.385 han sido detenidas, la gran mayoría en París, según ha informado la Policía. De estos detenidos, 974 han pasado a disposición judicial, según datos de la noche de este sábado.


El balance global de la jornada según las autoridades es de 125.000 manifestantes, aunque el ministro del Interior, Christophe Castaner, ha asegurado que "la situación está bajo control". Castaner ha especificado que entre los heridos hay 118 manifestantes y 17 policías.

El primer ministro, Edouard Philippe, anunció "una movilización excepcional" de 89.000 agentes de las fuerzas del orden en todo el país para esta jornada, 8.000 de ellos en París. Los enfrentamientos entre manifestantes y policías en toda Francia han dejado 118 heridos, 71 en la capital, incluidos siete agentes de seguridad.


Philippe ha hecho un llamamiento al diálogo, aunque ha elogiado principalmente la labor de la Policía. "Hemos concebido un plan excepcional con un dispositivo centrado en la movilidad permanente de las fuerzas del orden", ha explicado.

"Ha llegado el momento del diálogo. Ha comenzado con debates en ambas cámaras del Parlamento y reuniones como la de Matignon, donde tuve la oportunidad de reunirme con una delegación de estos franceses. Debe continuar. La nación francesa debe cumplir. Ningún impuesto puede amenazar la unidad nacional", ha apostillado.


El epicentro de las manifestaciones ha sido por cuarto sábado consecutivo la zona de los Campos Elíseos, donde manifestantes han lanzado objetos a los agentes desplegados, que respondieron con gases lacrimógenos.

También ha habido disturbios en la tarde del sábado en la zona de Saint-Augustin, donde se ha incendiado un coche de alta gama y hay escaparates rotos. En Trocadero en tanto se han producido saqueos de comercios.

También en Bruselas se han producido detenciones, unas 400, después de una manifestación que ha reunido a más de un millar de "chalecos amarillos" belgas. Algunos individuos han lanzado adoquines y otros objetos contra los policías desplegados en el barrio donde se encuentra la sede de las instituciones europeas, completamente cerrado a la circulación de vehículos y peatones. (Europa Press; RT)




Recomienda esta nota: