08/01/2019

El mundo

Un diputado de Jair Bolsonaro atacó al pueblo boliviano

Se trata del legislador oficialista Gustavo Amorim, perteneciente al PSL. El gobierno de Evo Morales condenó las declaraciones del legislador. En Brasil exigen que el funcionario pida disculpas.
Ampliar (1 fotos)

Los hombres de Bolsonaro no sólo atacan a su pueblo sino a otros pueblos soberanos.

Autoridades y políticos oficialistas bolivianos calificaron este lunes como "racista" e ignorante una reciente declaración del diputado oficialista brasileño Gustavo Amorim, quien se refirió en términos despectivos a los indígenas de su propio país y de Bolivia.

"Lo que ha dicho el diputado Amorim es altamente racista, desconoce, niega e ignora la existencia de más de 250 pueblos indígenas" identificados en el extenso territorio de Brasil, dijo la ministra de Comunicación, Gisela López.

La portavoz del Gobierno del Evo Morales, primer presidente indígena de Bolivia, se sumó así a una ola de condena del oficialismo boliviano a la declaración del diputado brasileño, quien es considerado muy cercano al recién instalado presidente ultraderechista.

Al plantear la eliminación de un asentamiento indígena en la ciudad de Rio de Janeiro, Amorim había postulado que "a quien le gusta el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio".

El mismo Morales dijo el domingo en un discurso, al comentar la declaración del brasileño, que la presencia indígena en el Gobierno boliviano era "algo histórico, un orgullo", y advirtió luego en la red social Twitter sobre el resurgimiento de una "ideología supremacista" relacionada con el presidente estadounidense Donald Trump.

La ministra López apuntó que en vez de expulsar a los indígenas de Rio de Janeiro, el diputado Amorim debería mirar a todos los pueblos indígenas de Brasil, tanto los identificados como otros con los que no ha habido contacto, que viven "hostigados" por el avance de la cultura occidental en sus territorios.

"Lo que debiera hacer este diputado es buscar políticas de Estado para que estos pueblos de aborígenes de Brasil vivan mejor", afirmó.

El vicepresidente del gobernante Movimiento al Socialismo, Andrónico Rodríguez, dijo que el diputado Amorim debería pedir disculpas por haber ofendido a los indígenas de todo el continente.

"Si no se disculpa, quiere decir que la homofobia y el racismo están creciendo desde el sur, en uno de los países más importantes del continente", declaró.

Otro dirigente oficialista, el productor de coca Gualberto Arispe, afirmó que Amorim "desconoce la historia de Latinoamérica" y aparentemente "pretende volver a políticas de siglos pasados que ignoren los grandes avances de los últimos tiempos".

Arispe dijo que no descartaba que la Cancillería eleve una protesta diplomática a Brasil. (infonews.com)


Recomienda esta nota: