11/02/2019

El mundo

Brasil

El burdo intento de Bolsonaro por generar lástima desde el hospital

El presidente de Brasil se encuentra internado tras una cirugía, las últimas informaciones afirman que encima se agarró neumonía.
Ampliar (1 fotos)

Bolsonaro otra vez internado y haciendo campaña desde el hospital.

Jair Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil gracias a una polémica campaña, con el principal candidato Luiz Inacio "Lula" Da Silva detenido, el derechista tomó ventaja de sus competidores gracias a un atentado, en el que una persona lo hirió con un cuchillo. El corte fue leve pero el político aprovechó para difundir fotos desde el hospital, rodeado de equipos y generar la empatía de los votantes.

Ahora Bolsonaro ha sido diagnosticado esta semana con una neumonía mientras se recupera de una cirugía intestinal por las secuelas del atentado sufrido en septiembre, pero sigue sin fecha para darle el alta, informaron este viernes fuentes oficiales.

El portavoz de la Presidencia, Otavio do Rego Barros, resaltó que Bolsonaro se encuentra "súper animado" y con disposición, especialmente después de que los doctores le retiraran la sonda nasogástrica por la mejora en el cuadro intestinal y la buena aceptación de la dieta líquida.

El mandatario continúa en la unidad de cuidados semi intensivos del hospital Albert Einstein, un centro privado de Sao Paulo, pero ha presentado una "buena evolución clínica" en las últimas 24 horas, en las que no ha dado señales de fiebre ni dolor, según el último boletín médico.

 

La foto de la polémica

 

Tal como sucedió tras el atentado, Bolsonaro quiere aprovechar esta nueva internación para generar lástima entre los ciudadanos. Publicó una foto en la que se lo ve tomando sopa, lleno de sondas y vendajes.

Sin embargo muchos que saben del tema cuestionaron por ejemplo, que la sonda de la nariz no se encuentra en ninguno de los orificios nasales, sino pegada encima del rostro, donde es perfectamente inútil, además tiene una bigotera de oxígeno y está comiendo, lo que provocaría una broncoaspiración si fuera cierto.

Y por si quedaran dudas, se puede ver como tiene adherido el monitor cardíaco en el hombro, no en el pecho cerca del corazón donde se debería colocar.

Una burda puesta en escena.

 

 

 

(Fuente: Sistema Integrado Digital y EFE)

 


Recomienda esta nota: