11/04/2019

El mundo

Netanyahu ganó las elecciones en Israel y va por su quinto mandato como primer ministro

Aunque los comicios terminaron igualados entre los dos candidatos de la derecha, la formación del actual mandatario es la que más apoyos potenciales tiene para formar un ejecutivo dentro del nuevo parlamento.
Ampliar (1 fotos)

Benjamín Netanyahu va por el quinto mandato como primer ministro de Israel.

En una elección sumamente pareja, que se definió exclusivamente entre dos candidatos de derecha, Benjamín Netanyahu, de 69 años, logró una nueva reelección para convertirse en el primer ministro con más tiempo en el poder en la historia del estado de Israel, superando al legendario David Ben Gurion. Ya acumula 13 años en el cargo (1996-99, y desde 2009) y ahora va por el quinto mandato.

Benny Gantz, rival de Netanyahu, reconoció el miércoles su derrota.

"Respetamos la decisión del pueblo" afirmó Gantz, que se reivindicó como una alternativa real para el futuro de Israel. "Venimos de unos resultados increíbles", aseguró sobre su coalición centrista Azul y Blanco que, formada hace menos de dos meses, obtuvo el mismo número de escaños (35) que el derechista Likud de Netanyahu, con más del 98% de los votos escrutados.

Sin embargo la formación del actual primer ministro es la que más apoyos potenciales tiene para formar un ejecutivo dentro del nuevo parlamento, en el que el bloque de partidos de derecha y religiosos suman 65 frente a los 55 de los grupos de centro, izquierda y árabes.

En un discurso a sus seguidores en Tel Aviv, Netanyahu dijo que el triunfo había sido "magnífico".

"El pueblo de Israel me ha respaldado para un quinto mandato, y me ha expresado una confianza todavía mayor", dijo el actual primer ministro, quien admitió que ya inició contactos con otros partidos de la derecha en busca de una coalición.

En tanto, en el cuartel general del partido Azul y Blanco, una multitud aplaudió y se lanzó a bailar al conocerse los primeros sondeos.

"Es un día histórico, más de un millón de personas a votado por nosotros. El presidente debe darnos la responsabilidad de formar el próximo gobierno porque somos el partido más importante", dijo Gantz a sus seguidores.

A su vez, la izquierda israelí quedó humillada y se le atribuyen apenas 6 escaños al histórico Partido laborista. Una de sus dirigentes, Shelly Yachimovich, admitió estar "conmocionada".

 

 


Recomienda esta nota: