11/04/2019

El mundo

WikiLeaks

Ecuador le retiró el asilo a Julián Assange y dejó que la policía británica lo detenga

Las fuerzas de seguridad entraron a la Embajada ecuatoriana en Londres y se llevaron al fundador de WikiLeaks.

Después de siete años de estar refugiado con asilo político en la Embajada de Ecuador en Londres, este jueves fue detenido Julián Assange, cofundador de WikiLeaks, tras un acuerdo del gobierno ecuatoriano con el británico, que se comprometió a no extraditarlo a un país en el que pueda ser condenado a la pena de muerte.

Las autoridades de Ecuador invitaron a la policía a la sede diplomática para cumplir con la orden judicial. Según la abogada Jennifer Robinson, defensora de Assange y WikiLeaks, la detención del australiano también está relacionada a un pedido de extradición de Estados Unidos, aunque Washington todavía no se ha manifestado al respecto.

La policía londinense informó que "ha sido puesto en custodia en la estación central donde permanecerá antes de ser presentado ante el Tribunal de Magistrados de Westminster lo antes posible".

Assange se refugió en la embajada ecuatoriana de Londres a mediados de 2012 y pidió protección, ya que aseguraba que la justicia de EEUU busca someterlo a su jurisdicción y condenarlo a la pena de muerte por la filtración de secretos oficiales. Después de dos meses de encierro, el entonces presidente Rafael Correa le concedió asilo diplomático en agosto de ese año.

En la época, Assange enfrentaba una orden de prisión europea. Suecia lo había reclamado por acusaciones que no prosperaron por presuntos delitos sexuales. Las autoridades británicas se rehusaron a entregarle un salvoconducto y la justicia pidió su captura por violar las condiciones de libertad condicional.

Con la llegada de Lenín Moreno al poder en Ecuador, cambió el tratamiento a Assange. El ex aliado de Correa, que ha revisado prácticamente todas las políticas de su antecesor, incluida la de abierta crítica a Estados Unidos, lo acusa de inmiscuirse en asuntos internos de Ecuador.

 

WikiLeaks

 

La figura de Assange es tan aplaudida como vapuleada. Mientras los activistas en favor de la transparencia y en contra de la guerra lo elogian por revelar detalles sobre la muerte de civiles y las operaciones militares clandestinas vinculadas a las guerras en Irak y Afganistán, el gobierno estadounidense y sus aliados lo acusan de poner en peligro miles de vidas por revelar información clasificada sobre agentes encubiertos, sitios de inteligencia e infraestructura clave. Los medios que trabajaron con él en la difusión de los archivos filtrados también condenaron la posterior revelación de documentos sin censura, que incluían nombres de informantes.

 

Reacciones

 

El ex presidente Correa condenó rápidamente la decisión tomada por el gobierno de Moreno, a quien calificó como "el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana" por permitir la entrada de la policía británica. El líder izquierdista, que enfrenta varios procesos judiciales desde Bélgica, destacó que Assange tiene la ciudadanía ecuatoriana y lamentó: "Día de luto mundial".

Por su parte, el gobierno ruso también se manifestó en contra del arresto. "La mano de la 'democracia' estrangula la libertad", reaccionó en Facebook la vocera de la diplomacia rusa, Maria Zajárova. A su vez, el vocero de Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo tener la esperanza de que se respeten los derechos de Assange.

Edward Snowden, ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU (NSA), refugiado hoy en Rusia y con quien Assange se ha comparado, expresó su rechazo a la noticia. "Las imágenes del embajador de Ecuador invitando a la policía secreta del Reino Unido para arrastrar a un autor de (te guste o no) periodismo ganador de premios terminarán en los libros de historia. Los críticos de Assange pueden celebrar, pero es un momento oscuro para la libertad de prensa", escribió en Twitter.

El informático, además, recordó que la ONU ha emitido declaraciones en las que consideró que la detención era arbitraria y una violación a los derechos humanos.

 

(infobae.com)

 


Recomienda esta nota: