13/04/2019

El mundo

Estados Unidos

Una persona en silla de ruedas quiso inmolarse a lo bonzo frente a la Casa Blanca

El hombre fue trasladado con heridas menores a un hospital cercano. El Servicio Secreto decidió cerrar todos los ingresos del edificio ubicado en Washington.

El viernes, un hombre en silla de ruedas intentó inmolarse prendiéndose fuego frente a la Casa Blanca, pero agentes del Servicio Secreto intervinieron y se lo impidieron.

El hecho fue frente a la reja que rodea la residencia del presidente de Estados Unidos, en la zona norte de los jardines junto a la Avenida Pennsylvania.

Según las autoridades, el hombre se movía en una silla de ruedas eléctrica cuando, de repente, "prendió su campera en llamas". La reacción inmediata del cuerpo encargado de proteger a Donald Trump y su familia logró que el hecho no terminara en tragedia.

"El hombre fue trasladado a un hospital local con lo que parecen ser heridas que no suponen una amenaza para su vida", señaló el Servicio Secreto en un mensaje divulgado en las redes sociales.

Tras apagar el fuego y prestarle los primeros auxilios, los agentes cortaron el tránsito en una calle aledaña y la Casa Blanca cerró sus accesos, por lo que durante unos minutos nadie pudo entrar ni salir del recinto.

El mítico edifico y sus alrededores fueron sede de otros incidentes similares en los últimos años, lo que obligó a un aumento gradual de la seguridad.

En febrero de 2018, una mujer estrelló su vehículo contra una de las vallas de seguridad que protegen la Casa Blanca, por lo que se cerró temporalmente el complejo que alberga la residencia presidencial, apenas después de que Trump y el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ofrecieran una rueda de prensa conjunta.

Y apenas un mes después, un hombre se suicidó de un balazo en la puerta, por motivos todavía desconocidos. (tn.com.ar)



Recomienda esta nota: