02/07/2019

Argentina

Después de ratificar su apoyo a Macri, Lagarde renunció al FMI

La hasta ahora titular del órgano crediticio fue designada como nueva presidenta del Banco Central Europeo. La semana pasada se reunió con Macri en Japón y reiteró "el apoyo del Fondo al programa de estabilización económica de la Argentina".
Ampliar (1 fotos)

Lagarde con Macri hace unos días en el G20.

Sorpresivamente, la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde renunció a su cargo luego de ser designada hoy como nueva presidenta del Banco Central Europeo (BCE), a partir del 1 de noviembre, tras una cumbre de líderes europeos reunidos en Bruselas.

La dimisión, según lo informó ella misma, es “temporal”. “He decidido renunciar temporalmente al FMI”, escribió Lagarde en su cuenta de la red social Twitter. Desde hace tiempo se sabe que tenía aspiraciones tanto en el bloque europeo como en Francia, pero hasta ahora se mantenía con su puesto en el organismo de crédito, en donde asumió en 2011.

Lagarde se convirtió un el último año en una figura relevante para la economía y la política argentina a raíz del crédito que el Gobierno de Mauricio Macri acordó por cerca de u$s 57.000 millones.

De hecho, hace tan sólo unos días Lagarde reiteró "el apoyo del Fondo al programa de estabilización económica de la Argentina y a los continuos esfuerzos de políticas para abordar las vulnerabilidades económicas, incluida la reducción de los desequilibrios fiscal y de cuenta corriente del país, y el combate decisivo de la inflación".

Fue tras su reunión con Macri en el marco  de la Cumbre del G-20 en Osaka, Japón. Al término del encuentro, la ahora ex directora gerente del Fondo dijo que el encuentro "fue un placer". "Tuvimos una conversación muy productiva, intercambiamos puntos de vista sobre la perspectiva económica mundial y sobre los acontecimientos recientes en Argentina", contó.

"Las autoridades argentinas y el equipo técnico del Fondo están cerca de concluir sus conversaciones sobre la cuarta revisión del Acuerdo Stand-By y espero poder presentarlo a nuestro Directorio Ejecutivo muy pronto", añadió.

Lagarde se refirió públicamente a la Argentina en varias oportunidades y siempre manifestó su apoyo al gobierno de Macri. Afirmó que el plan económico “tiene todas las oportunidades de ser un éxito” y sostuvo que su aprobación es una “evidencia de la confianza” de la comunidad internacional a las reformas económica que encara el Gobierno.

Lagarde tuvo que sentarse en el banquillo en Francia por su responsabilidad como ministra en 2008 en la atribución de una indemnización multimillonaria al controvertido empresario Bernard Tapie. Precisamente ese juicio a finales de 2016, con una peculiar condena por negligencia, pero exenta de pena, es la principal mancha de su biografía pública. (ámbito.com; La Nación; EFE)


Recomienda esta nota: