25/07/2019

El mundo

Tras las protestas, renuncia el gobernador de Puerto Rico

El hastío del pueblo puertorriqueño llegó a su límite al conocerse la filtración de unos mensajes de chats homofóbicos y machistas entre él y sus principales colaboradores.
Ampliar (1 fotos)

Renuncia tras las protestas el gobernador de Puerto Rico.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció su renuncia después de dos semanas de encendidas protestas ciudadanas. El hastío del pueblo puertorriqueño, un estado libre asociado a Estados Unidos, llegó a su límite al conocerse la filtración de unos mensajes de chats homofóbicos y machistas entre él y sus principales colaboradores. Esa misma filtración develó una red de corrupción que involucra a altos funcionarios de su gobierno. Asumirá la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez.

“Hoy les anuncio que estaré renunciando al puesto de gobernador efectivo el viernes dos de agosto a las cinco de la tarde”, dijo el Gobernador en un video publicado en Facebook cerca de la medianoche. Afuera de la casa de gobierno miles de personas celebraron la noticia con consignas como “¡Ricky, puñeta, el pueblo se respeta!”.

La espera del mensaje Roselló se puso tensa cuando decenas de policías con equipos antidisturbios salieron de la residencia del gobernador y amenazaron a los manifestantes en medio de sus reclamos: "¡Queremos la paz, y ellos quieren la guerra!", gritaban.

A la presión de la calle se sumó el avance de las investigaciones por los casos de corrupción que destaparon las filtraciones del chat privado que mantenía Roselló con funcionarios de su gobierno. Durante la tarde del miércoles, el presidente de la Cámara de Representantes, Johnny Méndez, había dicho en conferencia de prensa que si el gobernador no renunciaba, se iniciaría un proceso de destitución este jueves.

Méndez había encargado a un comité de tres juristas que analizara si había bases jurídicas para iniciar el juicio político. El informe, basado en el análisis de las filtraciones de chats, identificó cinco posibles delitos, entre ellos malversación de fondos públicos y negligencia. Además, el Departamento de Justicia informó que había emitido órdenes de allanamiento para los 12 miembros del chat, aunque no dio más detalles porque la investigación está en curso.

Bajo la constitución de Puerto Rico, el Secretario de Estado es el que normalmente asumiría la gobernación. Pero ese puesto era ocupado por Luis Rivera Marín que fue uno los funcionarios que debió renunciar debido a las filtraciones. En su lugar asumirá la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, quien se convertirá en la segunda mujer en ocupar el cargo de gobernadora de Puerto Rico.

La mecha se encendió el 13 de julio, cuando el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), reveló las 889 páginas del chat que mantenía Roselló en Telegram con un grupo de funcionarios. “En medio de la peor crisis fiscal de su historia moderna, la isla es objeto de un saqueo de fondos públicos perpetrado por medio de venta de influencias, contrataciones y obtención de beneficios en el Gobierno”, sostiene el informe del CPI.

En los chats también había mensajes con contenido misógino, homofóbico y hasta una burla a las víctimas del huracán María, que azotó al país el año pasado dejando cerca de 4.500 muertos y cuantiosas pérdidas materiales.

"Se mofaron de nuestros cadáveres, se mofaron de la mujer, se mofaron de la comunidad LGBT, se mofaron de toda la isla", dijo el cantante Ricky Martin, uno de los artistas que se puso al frente de las manifestaciones cuando convocó a una masiva protesta la semana pasada. Uno de los mensajes filtrados hizo una referencia ofensiva sobre su homosexualidad.

Todo un grupo de artistas encabezó algunas columnas de las masivas marchas que llenaron las calles de Puerto Rico. Algunos de ellos fueron Residente (ex Calle 13), el trapero Bad Bunny y Daddy Yankee. Con ellos se solidarizaron otros artistas puertorriqueños de renombre internacional como Luis Fonsi, el dramaturgo Lin-Manuel Miranda, el salsero Marc Anthony y el actor Benicio del Toro. Daddy Yankee se mezcló inadvertidamente con la multitud en la marcha del martes, mientras Ricky Martin llegó subido al techo de una camioneta y ondeando una gran bandera del orgullo gay.

El revuelo se produce en medio de un intento de la isla de reestructurar parte de la deuda de 70.000 millones de dólares, una recesión que lleva 13 años y ha forzado a casi medio millón de personas a abandonar Puerto Rico en la última década.

La crisis económica se le endilga a administraciones anteriores, incluida la de Roselló padre, que tomó préstamos millonarios, arrastrando al país a una crisis que tocó su piso más bajo en 2017, cuando la administración presentó el equivalente a la quiebra de una empresa. El Congreso aprobó un paquete financiero, y una junta federal está supervisando las finanzas de la isla.

Desde su llegada el poder, en 2017, Rosselló intentó conseguir fondos para hacer frente a la devastación que dejó el huracán María. Casi dos años después, unas 30.000 viviendas siguen con techos de lona, los apagones siguen siendo la norma y el dinero prometido por Estados Unidos llegó a cuentagotas.

Estas manifestaciones son las más grandes desde las protestas que pusieron fin al entrenamiento de la Marina estadounidense en la isla de Vieques portorriqueña hace más de 15 años.



Recomienda esta nota: