29/07/2019

Tucumán

Denuncian a una docente tucumana por maltrato animal extremo

Una activista realizó la presentación judicial contra María Fátima Gallardo por la muerte por inanición y el grave estado de desnutrición de dos perritas que le habían sido entregadas en adopción responsable. La maestra ya fue señalada por motivos similares por los padres de sus alumnos.
Ampliar (1 fotos)

Reclaman que la justicia reaccione ante la crueldad de la maestra.

Una docente de Tucumán fue denunciada penalmente por crueldad contra los animales luego de descubrirse que dejó morir de hambre a una perrita que le había sido dada en adopción, en tanto que otra fue rescatada con un cuadro de grave desnutrición y hoy lucha por su vida.

Según testimonios, la maestra ya habría hecho lo mismo con varios animales e incluso fue acusada de maltratar a los alumnos de la escuela en donde trabaja.

La activista por los derechos animales Adriana Zurita realizó la presentación judicial contra María Fátima Gallardo por maltrato animal, delito penado por la ley 14.346 del Código Penal. Según relató Zurita en un posteo que difundió en las redes sociales, hace unos meses Gallardo, quien reside en Villa Mariano Moreno, se contactó con ella y se mostró interesada en adoptar una de las cachorras nacidas de una perra que había sido rescatada de la calle.

La imagen puede contener: una persona, texto

Gallardo, que trabaja en la Escuela Soberanía Nacional del Barrio Oeste II, la agregó como contacto en Facebook, aceptó todas las condiciones de adopción, que incluyen vacunación, castración y los controles periódicos, e incluso, cuando llegó el momento de la entrega, pidió quedarse no con una sino con dos de las crías.

Según el relato, durante un tiempo la mujer respondió al seguimiento que la joven integrante de Animal Libre y Movimiento Fucsia hacía de las perritas, enviándole fotos de éstas y del cuidado que les brindaba. Sin embargo, en un determinado momento dejó de hacerlo e interrumpió por completo la comunicación.

Así las cosas, el pasado 20 de julio, una vecina de la maestra le advirtió a Zurita lo que realmente estaba ocurriendo en la casa de Gallardo. La Vaquita ya había muerto de inanición, en tanto que la Negrita correría igual destino si no era asistida. Asimismo, vecinos de la maltratadora le comentaron que era una conducta conocida y repetida en ella y que ya le habría costado la vida al menos a una decena de perros.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.


El estado de abandono en que encontró a la sobreviviente, tal como se puede ver en las imágenes y videos, era desesperante. El diagnóstico veterinario indica "subdesarrollo para la edad y marcada caquexia", es decir un estado de extrema desnutrición, deterioro orgánico y gran debilitamiento físico, próximo a la muerte del paciente.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La activista realizó la denuncia con el asesoramiento de la abogada Vanessa Zanacchi, experta en derecho animal, aportando material audiovisual y constancias médicas como pruebas del hecho. En diálogo con este medio, señaló la peligrosidad del perfil psicológico de esta mujer, ya que sus gestos de crueldad y violencia premeditadas no se limitarían a los animales sino que, como ya han señalado especialistas, constituyen un rasgo que tarde o temprano se proyecta asimismo contra las personas.

En efecto, la denunciante supo por testigos -vecinos y padres de alumnos que prefirieron no revelar sus identidades- que la mujer maltrata a sus hijas y que incluso hizo lo propio con sus alumnos. Este diario pudo saber que los conflictos fueron con padres de distintos cursos de la primaria durante 2017 y 2018. En su momento, ante los reclamos la docente señalada prometió que iba a "cambiar". A partir de la difusión del hecho, nuevos testimonios de damnificados revelan que la situación sigue igual.

Por ello, Zurita reclama que tanto la justicia como la cartera educativa tomen cartas en el asunto para que la mujer no pueda tener a su cargo animales y que se evalúen sus aptitudes para estar al frente de un aula, además de definir la pena que le corresponde por las muertes animales que ya provocó.

La imagen puede contener: una o varias personas

No hay ninguna descripción de la foto disponible.


Recomienda esta nota: