(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
20/10/2019

El mundo

Evo Morales fue el más votado en Bolivia, pero habrá balotaje

Con esta tendencia, Morales y Mesa tendrán que resolver la disputa electoral en una segunda vuelta, según la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares.
Ampliar (1 fotos)

Evo Morales irá a segunda vuelta en Bolivia.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, del Movimiento al Socialismo (MAS), lideró las elecciones del domingo con alrededor del 45% de los votos, por encima del 38% del contrincante más cercano, Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC), según el conteo oficial del 90% de los sufragios.

Con esta tendencia, Morales y Mesa tendrán que resolver la disputa electoral en una segunda vuelta, según la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que sería el próximo 15 de diciembre. En todo caso, los resultados son provisionales y los definitivos pueden tardar días. Para ganar en primera ronda se requiere el 51% de los votos válidos o un mínimo del 40% con 10 puntos de ventaja sobre la segunda candidatura.

Más de 7,3 millones de bolivianos fueron convocados a votar hoy para elegir la fórmula presidencial, 130 diputados, 36 senadores y 9 representantes "supraestatales", uno por cada región del país, que integrarán la Asamblea Legislativa o Parlamento para el periodo 2020-2025.

Mesa, que fue presidente entre 2003 y 2005, y se postuló ahora por la coalición Comunidad Ciudadana (CC) con Gustavo Pedraza como candidato a la vicepresidencia, expresó hoy su desconfianza con el trabajo de las autoridades electorales a las que acusó de ser "un brazo" operador del oficialismo.

Morales, de 59 años, se postuló para un cuarto mandato, pese al desgaste de casi 14 años en el poder: había ganado con mayoría absoluta las anteriores elecciones en las que se presentó (2005, 2009 y 2014).

Su popularidad cayó tras el referéndum de febrero de 2016, en el que preguntó a los bolivianos si estaban de acuerdo en cambiar la Constitución para permitir su reelección por un cuarto periodo. Perdió esa consulta, por escaso margen, pero el Tribunal Constitucional (TC), habilitó su candidatura basando su polémico fallo en los DDHH del presidente.

En todo caso, las finanzas continúan siendo la principal fuente de popularidad de Morales. En sus casi 14 años en el poder, Bolivia creció a un ritmo del 4,6% medio anual, reduciendo la pobreza, que afectaba al 60% de la población al inicio de su mandato, y ahora aflige al 35% de los ciudadanos.

Otros de los ocho oponentes que se destacaron ayer fueron el surcoreano nacionalizado boliviano, Chi Hyung Chung, de extrema derecha, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), con el 8,8% y en cuarto lugar se ubicaba el senador de Bolivia Dijo No, Oscar Ortiz, con 4,4%. Las otras cinco candidaturas opositoras quedan por debajo del 3% que establece la ley del país para que puedan mantener su personalidad jurídica.

Unos 235 observadores de organismos internacionales acompañaron los comicios según confirmó el TSE, con veedores como la Organización de Estados Americanos (OEA), Unión Europea (UE), Unión Interamericana de Organismo Electorales (Uniore), Observatorio de la Democracia del Parlamento del Mercosur.

Fue uno de los comicios más reñidos para el jefe de Estado, porque existió una férrea polarización entre sectores de la sociedad civil así como partidos políticos que cuestionaban la legitimidad de su nueva repostulación.

También se trató de una de las campañas electorales "más largas de la historia", como algunas voces de la oposición las calificaron, en las que el oficialismo, a su juicio, contó con más musculatura, debido a la movilización del aparato estatal a favor de sus candidatos, en desigualdad de condiciones.



Recomienda esta nota: