(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
23/10/2019

El mundo

Francisco pidió diálogo y el fin de la violencia en Chile

“Sigo con preocupación lo que está sucediendo”, afirmó el Sumo Pontífice al final de la audiencia general celebrada como cada miércoles en la plaza de San Pedro.
Ampliar (1 fotos)

Francisco pidió diálogo y el fin de la violencia en Chile

El papa Francisco expresó su preocupación por la situación en Chile y deseó “que, poniendo fin a las manifestaciones violentas, a través del diálogo se encuentre una solución a la crisis”.

Así lo expresó hablando en italiano el pontífice argentino en un llamamiento al final de la audiencia general celebrada como cada miércoles en la plaza de San Pedro.

Sigo con preocupación lo que está sucediendo en Chile. Deseo que, poniendo fin a las violentas manifestaciones, a través del diálogo se trabaje para encontrar una solución a la crisis y se afronten las dificultades que la han generado, por el bien de toda la población”, dijo.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió perdón por no haber sido capaz de ver la situación del país y anunció reformas sociales tras el quinto día de protestas masivas y en las que ya han fallecido al menos quince personas.

Piñera dijo querer terminar con los estados de emergencia, los toques de queda y devolver a los militares a sus cuarteles, pero no lo hará hasta que “el orden público, la seguridad y los bienes, tanto públicos como privados, estén debidamente resguardados”.

La acogida de la población a las respuestas del presiente se verá este miércoles, jornada para la que de nuevo se han convocado distintas marchas y concentraciones populares en todo el país.

La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado al Gobierno de Chile a asegurarse de que las fuerzas de seguridad del país respetan los derechos fundamentales en su respuesta a las protestas, que comenzaron la semana pasada por la subida del precio del billete de metro.

HRW también ha subrayado la importancia de que las autoridades chilenas lleven a cabo una investigación y responsabilicen a los manifestantes que cometieron “delitos graves y actos de violencia”, así como a los miembros de las fuerzas de seguridad que respondieron a las protestas con “fuerza excesiva”.

Estamos profundamente preocupados por las imágenes de casos de brutalidad policial que salen de Chile”, ha afirmado el director de América para HRW, José Miguel Vivanco. “El presidente Piñera debería dejar en claro a las fuerzas de seguridad chilenas que deben respetar los Derechos Humanos y garantizar que los agentes implicados en los abusos sean investigados de forma rápida e imparcial”, ha añadido.

El subsecretario del Interior chileno, Rodrigo Ubilla, informó este martes de que más de 2.600 personas han sido detenidas y que 15 han muerto en el marco de las protestas.

Por su parte, el Instituto Nacional de Derechos Humanos cifró en 84 el número de personas que han resultado heridas por armas de fuego entre el 17 y el 21 de octubre. Además, algunos de los heridos recibieron disparos con balas o perdigones en la cara, el cuello o la cabeza, según ha detallado HRW.

(Con información de EFE y Europa Press)


Recomienda esta nota: