19/01/2020

El mundo

asustada

La dictadura de Bolivia pide no dispersar el voto para poder vencer a Evo Morales en las elecciones

“Los bolivianos merecemos días mejores, merecemos cuidar nuestro proceso de libertad y de democracia”, dijo Jeanine Áñez, autoproclamada presidente tras el golpe.
La dictadura de Bolivia pide no dispersar el voto para poder vencer a Evo Morales en las elecciones | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

La dictadura de Bolivia pide no dispersar el voto para poder vencer a Evo Morales en las elecciones

La autoproclamada presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, advirtió sobre los peligros de dispersar el voto en las próximas elecciones de Bolivia, que tendrán lugar el 3 de mayo.

Los bolivianos merecemos días mejores, merecemos cuidar nuestro proceso de libertad y de democracia”, señaló Áñez, dos semanas antes de que se produzcan las inscripciones de candidaturas. Además, ha pedido a los políticos que “reflexionen” con el fin de “cuidar” la democracia.

“Creo que debemos responder al país cuidando el proceso, la dispersión del voto es muy dañina. Experiencia, ya la tenemos; resultados o consecuencias de esa dispersión, ya los pasamos; no queremos volverlo a vivir”, afirmó en unas declaraciones recogidas por el diario boliviano La Razón.

Hasta el momento, Jorge Quiroga, Carlos Mesa y Fernando Camacho han anunciado que se postularán a las próximas elecciones. A ellos, se han sumado el surcoreano-boliviano Chi Hyun Chung y el gobernador Félix Patzi.

Además, el Movimiento Al Socialismo (MAS) del presidente constitucional Evo Morales elegirá este domingo al tándem que competirá por la Presidencia y la Vicepresidencia en los comicios del próximo 3 de mayo, entre los que destacan el exministro de Exteriores David Choquehuanca y el líder cocalero Andrónico Rodríguez.

Morales fue obligado a renunciar el 10 de noviembre, por un movimiento ultraderechista y racista con apoyo de las fuerzas armadas que puso fin a sus trece años de Gobierno. Luego partió rumbo a México, donde estuvo casi un mes asilado, antes de trasladarse a Argentina, donde permanece en calidad de refugiado con buena parte de sus antiguos colaboradores, incluido su vicepresidente, Álvaro García Linera.


Recomienda esta nota: