26/05/2020

El mundo

México

Trabajadores de la salud denuncian que los hacen reutilizar barbijos y batas

Los profesionales de la salud aseguraron además que el equipo de protección no es de calidad y tienen miedo de contagiarse de Covid-19.
Trabajadores de la salud denuncian que los hacen reutilizar barbijos y batas | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Trabajadores de la salud en México denuncian falta de insumos. Foto: Conclusión

Personal del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de México denunció que no tiene el material de protección necesario para combatir a la pandemia de coronavirus y que las autoridades del centro médico los obligan a reutilizar los barbijos y las batas.


"No queremos reutilizar los cubrebocas, nos están pidiendo que les pongamos el número de trabajador antes de iniciar la labor para poderlo resguardar y llevarlo a protocolo de esterilización y volverlo a utilizar, pero nosotros no queremos reutilizarlo", contó María Santiago, enfermera del INER a Efe, según consigna Minuto Uno.

Además, varias decenas de trabajadores, enfermeros, camilleros y personal de intendencia aseguraron tener miedo de contagiarse debido a que el equipo de protección que les dio el INER consta de una bata de tela, cubrebocas convencionales y gafas médicas que no son herméticas.

"Tenemos un compañero que ya no estuvo ayer con nosotros porque se contagió de coronavirus. No queremos equipo de tela", explicó Santiago.

El INER es el hospital principal donde se atiende a pacientes enfermos de Covid-19 desde que comenzó la pandemia en el país, que registraba 71.105 casos confirmados (2.485 en las últimas 24 horas) y 7.633 muertes (239 nuevas), según informó la Secretaría de Salud.

Cansados de no ser escuchados por las autoridades del hospital, decenas de trabajadores decidieron sacar a la calle su protesta con pancartas que rezaban: "No es lo mismo Equipo de protección suficiente que adecuado", "Ni una muerte más, necesitamos equipo de protección", "Quiero salvar vidas y no puedo proteger la mía".

La falta de recursos no es solo un problema en el sistema sanitario en México. Ante la creciente crisis económica que provocó la parálisis total de la actividad comercial y productiva y que sigue limitada, el Programa de Naciones Unidades para el Desarrollo (PNUD) recomendó ayer a México aplicar una ayuda directa de 3.500 pesos al mes (más de 150 dólares) para ayudar a las familias de los sectores más vulnerables.

"Lo que esta orientación está tratando de invitar a la reflexión es que haya una propuesta de atención a estos grupos, que podría contribuir a la definición de ingresos básicos para todas las poblaciones en situación de vulnerabilidad", explicó Cynthia Martínez, experta del PNUD.



Recomienda esta nota: