25/06/2020

El mundo

VIRAL

La insólita travesía de Ushuaia a Alaska que hace un argentino en plena pandemia

Se llama Martín Echegaray y tiene 62 años. El coronavirus lo detuvo Canandá, cuando llevaba caminados 22.850 kilómetros. Esta semana retomó viaje.
La insólita travesía de Ushuaia a Alaska que hace un argentino en plena pandemia | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Foto: Clarín.

El chubutense Martín «Kuky» Echegaray Davies (62) partió hace dos años y medio desde Tierra del Fuego para realizar la caminata de las "Tres Américas".

Su destino era Alaska, una travesía de 27 mil kilómetros.

Cuando se desató la pandemia​ a fines de marzo, quedó varado en Fargo (Dakota del Norte, Estados Unidos) a pocos kilómetros de la frontera con Canadá, país al que no pudo ingresar por la falta de visa. Pero ahora anunció que seguirá su caminata para completar su hazaña.

Con el nuevo estatus de la pandemia en América del Norte, retomará su travesía con el objetivo de llegar a Tok, Alaska.

Su decisión inicial fue abandonar la caminata. Y hasta estuvo buscando la posibilidad de un vuelo de regreso a la Argentina, según publicó Clarín.

Ahora en su página web avisó: "Hola amigos, hoy es 24 de junio de 2020 yo aún sigo en Fargo, Dakota del Norte, USA, estoy en un departamento prestado, yo me encuentro bien de salud, puedo andar por las calles libremente, puedo ir a comprar y sigo esperando que se reabran las oficinas para poder concluir mis planes, les dejo el enlace por si alguien quiere aportar alguna ayuda. Gracias".

"Kuky" es "jagüelero", un trabajo rural con habilidades para alambrar, hacer pozos de agua (jagüeles) y molinos. Vive en Trelew, Chubut. Y dejó allí a su esposa, sus tres hijas y seis nietos. Como la vida sigue, está a punto de ser bisabuelo.

Echegaray Davies es descendiente de colonos galeses, la migración que pobló Chubut cuando llegaron en 1865 en el velero Mimosa a la zona que  ahora es Puerto Madryn.

Antes de la travesía de las Tres Américas, Echegaray Davies realizó dos caminatas en su provincia: en 2016 repitió la expedición en 1865 que los pioneros galeses hicieron desde el Golfo Nuevo hasta el Valle del río Chubut en busca de agua dulce y después recorrió 2.152 kilómetros en una expedición a la que llamó “tras las huellas de Fontana y sus rifleros”, una travesía que realizó el primer gobernador de Chubut.


Cuando el coronavirus​ y la falta de una visa lo frenó en la frontera canadiense, llevaba recorridos 22.850 kilómetros. Atravesó otros 11 países de Sudamérica Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México, antes de ingresar a Estados Unidos.

Le quedan 6.000 kilómetros para completar su travesía.

"Kuky" arrastra su "carricatre pilchero", un carro armado con ruedas de motos (las de bicicletas se destrozaron) en el que lleva comida, agua, la ropa, una colchoneta, ollas, pava, mate, carpa y un juego básico de herramientas: martillo, una francesa, pinza, masa, llaves y alicates se amontonan en un balde que pesa 10 kilos. "El carricatre pesa unos 180 kilos, pero no me cansa", le dijo a Clarín. Tiene dos banderas, una de Argentinas y otra de Gales, verde y blanco de fondo que tiene un dragón rojo.

En los dos últimos meses, una persona abrió una cuenta para donaciones a "Kuky" en la aplicación Go Fund Me. Reunieron 2.785 dólares. También Echegaray Davies les pide a sus seguidores.

Hoja de ruta de Martín Echegaray Davies.

Ahora tiene una carrera contrarreloj. Cuando abran las oficinas canadienses, debe obtener la visa en Pembino. La meta inicial era llegar a Tok, Alaska en el mes de julio. "Porque en septiembre empiezan los fríos y no se puede andar", contó. Sus planes contemplan usar un vehículo para acelerar la travesía, dejó atrás esa restricción que se había impuesto de no subirse a un auto.


Tags


Recomienda esta nota: