10/07/2020

El mundo

OTRA POLÉMICO

Jair Bolsonaro se automedica con hidroxicloroquina y crea caos en hospitales

El presidente de Brasil tomó una píldora en un video. Médicos de los hospitales públicos de ese país dicen que ahora están siendo presionados para suministrar esta droga.

Médicos de los hospitales públicos de Brasil dicen que están siendo presionados para suministrar hidroxicloroquina por parte de pacientes y colegas, incluso en medio del debate sobre su eficacia y seguridad.

“Me llamaron varias veces para detener las peleas”, dijo Joao Assy, especialista en enfermedades infecciosas en Santarem, una ciudad costera en el estado norteño de Pará.

Él y sus colegas médicos hicieron circular una petición instando a otros profesionales médicos de la ciudad a no recetar hidroxicloroquina ni su medicina hermana, la cloroquina. Pero algunos colegas no estuvieron de acuerdo y las disputas con sus pacientes se volvieron feas.

El reciente diagnóstico positivo de Jair Bolsonaro para COVID-19 solo aumenta la confusión, pues el presidente tomó una píldora en un video que subió a redes sociales esta semana en el que pregunta a sus seguidores: “Creo en la hidroxicloroquina. ¿Y ustedes?”.

A medida que el virus se propagó, la administración de Bolsonaro importó millones de dosis, aumentó la producción local y envió lotes a todo Brasil.

Según una reciente encuesta de la asociación médica de Sao Paulo, cerca de la mitad de casi dos mil médicos entrevistados en todo el país dijeron que también se habían sentido presionados a suministrar tratamientos sin respaldo de evidencia científica.

Los críticos de Bolsonaro, de 65 años, dicen que al optar por este medicamento en lugar de elementos disuasivos más ampliamente aceptados, como el distanciamiento social y las cuarentenas, ha dejado solos a los gobiernos locales y confundido a la población. Brasil solo sigue a Estados Unidos con casi 70 mil muertes confirmadas y más de 1,76 millones de casos en total.



Recomienda esta nota: