14/07/2020

El mundo

RUSIA

La enfermera que atendió en ropa interior a pacientes con coronavirus tuvo un cambio radical en su vida

Las imágenes de Nadezhda Zhúkova se volvieron virales en mayo, fue sancionada por las autoridades. Mirá el nuevo trabajo que tiene.

Nadezhda Zhúkova es una enfermera rusa de 23 años que se hizo mundialmente conocida en mayo por haber atendido a pacientes con COVID-19 en ropa interior y con traje protector transparente.

Su imagen se viralizó, y ahora es modelo de una marca deportiva.

La fotografía que le sacó y publicó una de las personas que estaba siendo atendida por Nadezhda, le trajo consecuencias: fue sancionada por el Hospital Clínico Regional de Tula, en el que trabaja.

Sin embargo, la foto también logró que una empresa de ropa deportiva se fijara en la situación que estaba viviendo y la contrató como modelo de la marca. Aquí está la historia de cómo pasó de ser enfermera a modelo.

Según explicó la joven entonces, tomó la decisión de sacarse la ropa por el calor agobiante que sintió con el traje antifluidos utilizado para no contraer el virus. Sus colegas inmediatamente la respaldaron y denunciaron que las autoridades no les proveían vestimenta adecuada para sus labores.

"Es como si pasaras varias horas en un sauna. Incluso se hace difícil respirar y caminar", expresó ella.

Como el traje era transparente dejaba ver su ropa interior, una situación a la que ella no le dio tanta trascendencia, pues siguió cumpliendo su labor en el hospital. Sin embargo, uno de sus pacientes le tomó una foto que se hizo viral.

Casi dos meses después, se supo que esa imagen logró algo más. Es que el revuelo que provocó la sanción a la joven "por violar el código de vestimenta" del centro de salud hizo que la empresaria Anastasia Zadórina, fundadora de la marca de ropa deportiva Zasport, se fijara en ella y la contrate como modelo.

Zadórina consideró que la enfermera se había convertido en "un símbolo de la era del COVID-19". La empresaria también aseguró que "aportaría toda la ayuda necesaria al hospital de Tula".

Ahora Nadezhda alterna su trabajo en la unidad de infectados de coronavirus en ese hospital a 165 kilómetros de Moscú, con producciones de fotos de la empresa que viste al equipo olímpico ruso. Sin embargo, la joven dejo en claro que este nunca fue su objetivo. "Tengo otras prioridades en la vida. Quiero que los profesionales sanitarios sean respetados. Realmente, desearía que nuestro trabajo fuese apreciado no solo durante la pandemia", dijo a los medios de su país.





Recomienda esta nota: