20/08/2020

El mundo

ABERRANTE

Una adolescente de 16 años fue abusada sexualmente por al menos 30 hombres en un hotel

El caso conmocionan a la comunidad mundial. La menor estaba intoxicada con alcohol y los sujetos se aprovecharon de ello.

Una joven israelí de 16 años fue violada por un grupo de más de 30 hombres que la abusaron en una habitación de un hotel, en un caso que escandaliza al país y ha motivado marchas de colectivos feministas.


La adolescente estaba de vacaciones en Eilat, un popular destino turístico en el sur de Israel, a orillas del Mar Rojo. Según los testimonios, estaba con una amiga y unos conocidos cuando volvió a la habitación de su hotel para ir al baño, y fue allí donde fue atacada por sujetos que aprovecharon su estado de ebriedad.

Luego de la aberrante violación grupal, la víctima volvió a la ciudad de Ashkelon, donde se presentó el viernes ante las autoridades para denunciar el hecho.

Cuando los agentes iniciaron las investigaciones, hallaron mensajes con uno de los presuntos atacantes: allí un sospechoso de 27 años reveló que había videos del hecho. Tras ser arrestado, aseguró que alguien más escribió eso con su celular, intentando desligarse. Pero sí reveló escabrosos detalles sobre la noche del crimen.

Según relató, más de 30 hombres tuvieron sexo con la joven y aseguró que los atacantes formaron una fila en la habitación esperando su “turno”. No obstante, afirmó que las acciones eran consentidas por la menor de edad, intoxicada y enfrentada a una multitud. El abogado del sospechoso intentó acusar a la víctima, señalando que ella los llamaba a entrar y que solo los denunció cuando se enteró que había videos.

Un segundo hombre también de 27 años fue arrestado, pero aún no trascendió en la prensa local el contenido de sus declaraciones.

En tanto, el hotel Red Sea negó que el hecho haya ocurrido en sus instalaciones, declaración que contradice los documentos de la denuncia.

Ante el revuelo y la indignación, los líderes políticos locales se expresaron para condenar el crimen.

“Esta mañana, mi esposa Sarah y yo leímos sobre la violación en Eilat. Es impactante, no hay otra palabra. No solo es un crimen contra la niña, es un crimen contra la humanidad, merecedor de toda condena”, escribió el premier Benjamin Netanyahu, quien también pidió todo el peso de la ley para los responsables.

A su vez, el primer ministro alterno, Benny Gantz, escribió: “Desde ayer trato de entender y no puedo. ¿Qué trata de demostrar un hombre que se para en la fila junto a decenas de hombres en una habitación en la que una joven está... acostada? Lo único que prueban es su bajeza mental y moral”. Además, envió su apoyo a la víctima y le aseguró que no está sola.

Los colectivos feministas anunciaron marchas para la noche de este jueves para exigir justicia para la víctima y el arresto de todos los participantes de la violación.



Recomienda esta nota: