03/09/2020

El mundo

ABUSO POLICIAL

Otra vez la policía de EE.UU.: asesinaron a un joven afroamericano de 18 años de un disparo en el pecho

La Justicia investiga el accionar de unos efectivos que habrían ultimado al joven, al descubrir que portaba un arma. La familia del muchacho descree de esa versión.

Un policía mató a tiros este miércoles al afroamericano Deon Kay, quien cumplió 18 años el mes pasado, en el barrio Congress Heights de Washington D.C.


Los agentes implicados aseguran que ese adolescente portaba una pistola e indican que secuestraron otra de otro joven de 19 años, que no tenía licencia de armas y al que arrestaron en el lugar.

Estos oficiales respondieron al aviso sobre la presencia de un hombre armado y alrededor de las 16 se acercaron a un vehículo en un estacionamiento, que tenía varias personas en su interior y alrededor.

Una cámara policial grabó cómo dos de los presentes echaron a correr y, mientras los uniformados los perseguían, Kay habría sacado una pistola de su cinturón y un agente le habría disparado en el pecho.

Dos funcionarios de la ciudad habrían visualizado las imágenes y estiman que ese video se podría hacer público a lo largo de esta jornada, reporta el diario estadounidense The Washington Post.

Algunos residentes locales dudan de la versión policial de los hechos: horas después, familiares del fallecido se juntaron con decenas de personas cerca de una comisaría para protestar por el suceso.

El 31 de agosto, el afroamericano Dijon Kizzee murió baleado por policías de Los Ángeles cuando circulaba en bicicleta y trataron de detenerlo por infringir unas normas de tráfico.

Durante el procedimento, el sospechoso golpeó a un agente en la cara y dejó caer unas prendas que tenía en las manos y ocultaban una pistola semiautomática, momento en que le dispararon.




Recomienda esta nota: