08/09/2020

El mundo

REVELACIÓN

Los archivos secretos de Bin Laden: ¿Por qué tenía una colección de porno?

Se descubrió que el cerebro del 11-S poseía películas para adultos e imágenes eróticas "bastante extensa".

El nuevo especial de National Geographic, Los archivos secretos de Osama bin Laden, analiza el extenso material digital y escrito recuperado por los Navy Seals en el recinto terrorista en Abbottabad, Paquistán, cuando fue asesinado el 2 de mayo de 2011.
Se descubrió que el cerebro del 11-S poseía películas para adultos e imágenes eróticas que los funcionarios describieron como una colección "bastante extensa" de videos modernos grabados electrónicamente en ese momento.
El nuevo documental presentado por Peter Bergen, un analista de seguridad nacional de CNN que fue el primer periodista occidental en entrevistar a Ben Laden en la televisión, explora si sus sórdidos archivos eran en realidad herramientas astutas para comunicarse con sus acólitos.
Bin Laden temía utilizar el correo electrónico como medio para dar instrucciones a sus subordinados, porque no se podía confiar en el cifrado de los mensajes. Gran parte de su comunicación con el mundo exterior se facilitó a través de mensajeros.
El documental de Bergen, sin embargo, plantea la idea de que Bin Laden pudo haber enterrado instrucciones encriptadas en sus archivos pornográficos, un contenido pecaminoso según la ideología del terrorista número uno.
Sin embargo, Reid Meloy, psicólogo forense y experto de la CIA, sugiere en el especial que, a pesar de todas sus afirmaciones, Bin Laden puede haber sido simplemente un hombre normal que ocasionalmente quería permitirse actos de autogratificación, porque "la biología triunfa sobre la ideología".
El misterio de los orígenes de los videos también está sujeto a mucho debate. Bin Laden no tenía Internet en su recinto ni una computadora, pero tenía varios televisores.
Vivía en la casa con unas 22 personas más, por lo que se desconoce si el terrorista fue el responsable de almacenar los videos, o si incluso las vio en primer lugar.
Los funcionarios también se han negado a divulgar detalles sobre qué tipo de problemas contienen los videos. En junio de 2017, la CIA dijo que no divulgaría los archivos debido a la "naturaleza de su contenido".

El nuevo especial de National Geographic, Los archivos secretos de Osama bin Laden, analiza el extenso material digital y escrito recuperado por los Navy Seals en el recinto terrorista en Abbottabad, Paquistán, cuando fue asesinado el 2 de mayo de 2011.

Se descubrió que el cerebro del 11-S poseía películas para adultos e imágenes eróticas que los funcionarios describieron como una colección "bastante extensa" de videos modernos grabados electrónicamente en ese momento.

El nuevo documental presentado por Peter Bergen, un analista de seguridad nacional de CNN que fue el primer periodista occidental en entrevistar a Ben Laden en la televisión, explora si sus sórdidos archivos eran en realidad herramientas astutas para comunicarse con sus acólitos.

Bin Laden temía utilizar el correo electrónico como medio para dar instrucciones a sus subordinados, porque no se podía confiar en el cifrado de los mensajes. Gran parte de su comunicación con el mundo exterior se facilitó a través de mensajeros.

El documental de Bergen, sin embargo, plantea la idea de que Bin Laden pudo haber enterrado instrucciones encriptadas en sus archivos pornográficos, un contenido pecaminoso según la ideología del terrorista número uno.

Sin embargo, Reid Meloy, psicólogo forense y experto de la CIA, sugiere en el especial que, a pesar de todas sus afirmaciones, Bin Laden puede haber sido simplemente un hombre normal que ocasionalmente quería permitirse actos de autogratificación, porque "la biología triunfa sobre la ideología".

El misterio de los orígenes de los videos también está sujeto a mucho debate. Bin Laden no tenía Internet en su recinto ni una computadora, pero tenía varios televisores.

Vivía en la casa con unas 22 personas más, por lo que se desconoce si el terrorista fue el responsable de almacenar los videos, o si incluso las vio en primer lugar.

Los funcionarios también se han negado a divulgar detalles sobre qué tipo de problemas contienen los videos. En junio de 2017, la CIA dijo que no divulgaría los archivos debido a la "naturaleza de su contenido".



Recomienda esta nota: