14/10/2020

El mundo

SALUD

Coronavirus: ¿cuál es el tipo de sangre más resistente a la enfermedad?

Según un estudio publicado en la revista Blood Advances, hay un tipo de sangre que es menos propenso a contagiarse y a tener síntomas graves de coronavirus.

Según una publicación de la revista médica Blood Advances, las infecciones de coronavirus varían en su susceptibilidad dependiendo del factor sanguíneo del infectado, con quienes tienen tipo de sangre O siendo menos susceptibles a tener síntomas severos, mientras que aquellos con A y AB son los que mayores complicaciones suelen tener a la hora de combatir la enfermedad.
Estas dos conclusiones se dieron luego de un estudio en el que se centraron con personas de estos grupos sanguíneos y es el primero que toma este factor como una variante a mayor o menor riesgo a la hora de contraer la enfermedad. Solo en junio se había publicado un estudio en New England Journal of Medicine donde se señalaba algo similar, al asegurar que tener sangre tipo A se asociaba a un 50 % más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio, mientras que el grupo O confería " efecto protector".
Estos últimos descubrimientos explican que el tener el tipo de sangre O genera aún más dificultad para contraer la enfermedad, mientras que los síntomas suelen no suelen ser muy serios. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores compararon los datos del registro sanitario danés de más de 473.000 personas a las que se les hizo la prueba de covid con los datos de un grupo control de más de 2,2 millones de individuos de la población general.
Así es como pudieron establecer que entre los que dieron positivo en la prueba de covid-19, encontraron menos personas con el tipo de sangre O y más personas con los tipos A, B y AB. Por otro lado, los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en la tasa de infección entre los tipos A, B y AB.
Otro grupo de investigación que decidió abordar esta temática obtuvo resultados similares, con las personas con grupos sanguíneos A o AB mostrando una mayor gravedad de la enfermedad que las personas con grupos sanguíneos O o B. El mismo fue realizado mediante la examinación de los datos de 95 pacientes críticamente enfermos con covid hospitalizados en Vancouver, Canadá.
A pesar de ser un avance, estas hipótesis aún no sirven para muchas aplicaciones, ni para tomar el hecho de tener sangre de tipo O como una especie de “protección contra el coronavirus”. Según afirman los científicos del Hospital Universitario de Odense (Dinamarca) y de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) se necesitan más investigaciones para comprender mejor por qué y qué significa para los pacientes.

Según una publicación de la revista médica Blood Advances, las infecciones de coronavirus varían en su susceptibilidad dependiendo del factor sanguíneo del infectado, con quienes tienen tipo de sangre O siendo menos susceptibles a tener síntomas severos, mientras que aquellos con A y AB son los que mayores complicaciones suelen tener a la hora de combatir la enfermedad.

Estas dos conclusiones se dieron luego de un estudio en el que se centraron con personas de estos grupos sanguíneos y es el primero que toma este factor como una variante a mayor o menor riesgo a la hora de contraer la enfermedad.

Solo en junio se había publicado un estudio en New England Journal of Medicine donde se señalaba algo similar, al asegurar que tener sangre tipo A se asociaba a un 50 % más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio, mientras que el grupo O confería" efecto protector".

Estos últimos descubrimientos explican que el tener el tipo de sangre O genera aún más dificultad para contraer la enfermedad, mientras que los síntomas suelen no suelen ser muy serios.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores compararon los datos del registro sanitario danés de más de 473.000 personas a las que se les hizo la prueba de covid con los datos de un grupo control de más de 2,2 millones de individuos de la población general.

Así es como pudieron establecer que entre los que dieron positivo en la prueba de covid-19, encontraron menos personas con el tipo de sangre O y más personas con los tipos A, B y AB.

Por otro lado, los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en la tasa de infección entre los tipos A, B y AB.

Otro grupo de investigación que decidió abordar esta temática obtuvo resultados similares, con las personas con grupos sanguíneos A o AB mostrando una mayor gravedad de la enfermedad que las personas con grupos sanguíneos O o B. El mismo fue realizado mediante la examinación de los datos de 95 pacientes críticamente enfermos con covid hospitalizados en Vancouver, Canadá.

A pesar de ser un avance, estas hipótesis aún no sirven para muchas aplicaciones, ni para tomar el hecho de tener sangre de tipo O como una especie de “protección contra el coronavirus”. Según afirman los científicos del Hospital Universitario de Odense (Dinamarca) y de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) se necesitan más investigaciones para comprender mejor por qué y qué significa para los pacientes.



Recomienda esta nota: