18/11/2020

El mundo

VIRAL

Indignación: un sacerdote obligó a un nene a besar el ataúd de un obispo que murió de coronavirus

El hombre falleció el pasado domingo como consecuencia de la enfermedad.

Un sacerdote ortodoxo provocó indignación en las redes luego de que alzara a un niño para besar el ataúd de un obispo que murió de coronavirus. 
El hecho ocurrió en Grecia y el féretro del clérigo principal Ioannis de Lagadas había sido llevado a la Iglesia por personal sanitario que contaba con la protección necesaria para evitar los contagios. El hombre falleció el pasado domingo como consecuencia de la enfermedad.
En las imágenes se puede ver que tanto el niño como el sacerdote llevan barbijos. Sin embargo, el hombre luego se quita el suyo para besar el ataúd. La secuencia quedó registrada y se replicó en las redes en un momento donde Grecia implementó un estricto control para evitar una segunda ola de contagios.
Al respecto, el medio Keep Talking Greece informó que el ataúd estaba abierto, por lo que el niño y el sacerdote habían besado el cadáver del obispo. Sin embargo, esa información no pudo ser corroborada dado que pareciera que hay objetos descansando sobre la tapa del féretro.
Luego del hecho, miles de usuarios se volcaron a las redes sociales para exigir que las restricciones y las multas por violarlas también se apliquen a los sacerdotes.
El sacerdote alzó al nene para que pueda besar el ataúd
Pese a las restricciones impuestas durante la cuarentena, el fallecido obispo había sido un defensor del mantenimiento de las ceremonias de comunión, en las que los fieles reciben pan y vino de una cuchara compartida.

Un sacerdote ortodoxo provocó indignación en las redes luego de que alzara a un niño para besar el ataúd de un obispo que murió de coronavirus. 

El hecho ocurrió en Grecia y el féretro del clérigo principal Ioannis de Lagadas había sido llevado a la Iglesia por personal sanitario que contaba con la protección necesaria para evitar los contagios. El hombre falleció el pasado domingo como consecuencia de la enfermedad.

En las imágenes se puede ver que tanto el niño como el sacerdote llevan barbijos. Sin embargo, el hombre luego se quita el suyo para besar el ataúd. La secuencia quedó registrada y se replicó en las redes en un momento donde Grecia implementó un estricto control para evitar una segunda ola de contagios.

Al respecto, el medio Keep Talking Greece informó que el ataúd estaba abierto, por lo que el niño y el sacerdote habían besado el cadáver del obispo. Sin embargo, esa información no pudo ser corroborada dado que pareciera que hay objetos descansando sobre la tapa del féretro.

Luego del hecho, miles de usuarios se volcaron a las redes sociales para exigir que las restricciones y las multas por violarlas también se apliquen a los sacerdotes.

El sacerdote alzó al nene para que pueda besar el ataúdPese a las restricciones impuestas durante la cuarentena, el fallecido obispo había sido un defensor del mantenimiento de las ceremonias de comunión, en las que los fieles reciben pan y vino de una cuchara compartida.



Recomienda esta nota: