13/01/2021

El mundo

ESCÁNDALO

Vecinos ataron a un árbol al intendente porque no cumplió con una promesa

El jefe comunal es de México y se había comprometido a hacer una obra de calidad, pero no cumplió y los vecinos se desquitaron.

Óscar Ramírez Aguilar es el alcalde- un cargo público similar al de intendente– de Frontera Comalapa, un municipio en Chiapas México. Esta semana protagonizó un escrache público luego de que los vecinos se hayan enojado porque no cumplió con su promesa.
Él había asegurado que entregaría un tanque de agua para que toda la municipalidad pueda tener agua potable. Pero como la obra no resultó ser de calidad, los habitantes desataron su furia.

Óscar Ramírez Aguilar es el alcalde- un cargo público similar al de intendente– de Frontera Comalapa, un municipio en Chiapas México. Esta semana protagonizó un escrache público luego de que los vecinos se enojaran porque no cumplió con su promesa.

Él había asegurado que entregaría un tanque de agua para que toda la municipalidad pueda tener agua potable. Pero como la obra no resultó ser de calidad, los habitantes desataron su furia.

Este hecho se dio en el contexto de la campaña que Ramírez Aguilar había hecho para entregar “techos firmes”, es decir, viviendas de calidad. Sin embargo, en el medio de la presentación pública, los residentes notaron que el tanque prometido para que toda la municipalidad pudiera tener agua potable estaba hecho de “un material inadecuado”, según manifestaron.

La organización de los comuneros fue instantánea y decidieron retener al alcalde con el lema de exhibirlo por ser “mal funcionario”, ya que “no merece la confianza del pueblo y para que no vuelva a ocupar un cargo de elección popular”.

Ante esto, los vecinos agarraron al intendente mexicano y le ataron las manos a un árbol. Sin embargo, no sufrió lesiones ni lastimaduras.

Dos horas más tarde, lo soltaron, y prometió que arreglaría la obra.

Por mano propia: Chiapas actuó con el lema “cumples o te hacemos cumplir”



Recomienda esta nota: