22/01/2021

El mundo

ANÁLISIS

Boris Johnson dijo que hay pruebas que demuestran que la nueva cepa de coronavirus produce más mortalidad

El primer ministro dijo que la mutación del virus que azota al país, además de ser más contagiosa, sería más letal.

Boris Johnson admitió esta mañana que hay pruebas que demuestran que la nueva variante del Covid-19 está asociada a una mayor mortalidad, algo que hasta el momento no estaba confirmado.


Durante una conferencia de prensa, el primer ministro británico explicó: "Hemos sido informados de que, además de propagarse más rápidamente, también hay algunos indicios de que la nueva variante, descubierta por primera vez en Londres y el sureste de Inglaterra, puede estar asociada a un mayor grado de mortalidad".

Cabe recordar que ,a finales del año pasado, las autoridades de salud británicas informaron sobre la detección de una cepa mutada en el territorio de su país y señalaron que su propagación está aumentando más rápido que la de la previamente existente.

Sin embargo, Johnson precisó que las pruebas actuales muestran que las vacunas usadas seguían siendo eficaces contra las variantes antiguas y nuevas del coronavirus. Ante el temor a una mayor propagación, las autoridades de varias decenas de países del mundo suspendieron el tráfico aéreo con Reino Unido.



Recomienda esta nota: