06/04/2021

El mundo

SALUD

Cómo es la “supervacuna” que podría controlar todas las cepas del coronavirus

Sueño de los científicos, podría ser una manera morigerar el impacto de las nuevas cepas del virus.

En pocos meses, varias vacunas salieron a la luz para hacer frente a la pandemia de coronavirus. A poco más de un año de que el mundo comenzara la lucha contra la enfermedad, varios países comenzaron a inocular a sus habitantes.
En ese sentido, el diario As rescataba el testimonio de Kayvon Modjarrad, director de la División de Enfermedades Infecciosas Emergentes del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed en Silver Springs, Maryland, Estados Unidos.
El especialista indicaba que a pesar de la cantidad de vacunas generadas, “eso no es lo suficientemente rápido”. La diferencia en vacunación en algunos países encendió su alerta. Mientras unos vacunan en gran cantidad, otros deben esperar. Mientras tanto, el virus sigue mutando. “Realmente rápido es tenerlas allí desde el primer día”, consideró en declaraciones retomadas de The New York Times.
Así todo, una de las cuestiones que desvela a los científicos sigue siendo la variación del virus. Ante la multiplicación de cepas, la pregunta que surge es si las vacunas podrán con todas las cepas. Es decir, si se podrá alcanzar una “supervacuna”.
Dennis R. Burton y Eric J. Topol, inmunólogos del Instituto de Investigación Scripps de La Jolla en California, propusieron en un articulo en la revista Nature, crear medicamentos inmunizantes universales. “Dichos anticuerpos podrían usarse como medicamentos de primera línea para prevenir o tratar virus en una familia determinada, incluidos nuevos linajes o cepas que aún no han surgido. Más importante aún, podrían usarse para diseñar vacunas contra muchos miembros de una determinada familia de virus”, indicaron.
Cómo es la “supervacuna” que podría controlar todas las cepas del coronavirus
La idea no es descabellada, ya que hay algunos prototipos en desarrollo. Entre estos, se cuentan los intento de VBI Vacunas,empresa con sede en Cambridge. Antes de que se cumpliera el año de pandemia, ya habían inyectado en ratones una vacuna basadas en versiones ya conocidas de los coronavirus. Los animales produjeron anticuerpos que funcionaron de manera positiva. Aunque puede considerarse un avance, no se publicaron esos resultados en una revista científica.
El diario As retoma otra experiencia, publicada esta vez sí en una revista. Se trata del caso de la bióloga estructural de Caltech, Pamela Bjorkman. La especialista dio a conocer su trabajo en Science. Detalló que adjuntaron las puntas de las proteínas de ocho coronavirus diferentes a un núcleo de proteína, conocido como nanopartícula. Tamnién inyectaron en ratones y los animales generaron anticuerpos.
Otro caso es el de Daniel Hoft, de la Universidad de Saint Louis. El científico, en colaboración con Gritstone Oncology, de California, ha creado una vacuna que impulsa a producir proteínas que podrían alertar al sistema inmunológico cuando esté presente cualquier coronavirus. “Estamos interesados en desarrollar una vacuna de tercera generación, que estaría preparada y lista para el futuro brote”, explicó Hoft.
Aunque la pandemia aún no ha terminado, los científicos tienen la vista puesta en la posibilidad de abarcar la mayor cantidad de variantes del coronavirus en una sola vacuna. Conscientes de los errores cometidos, avanzan para evitar que se propague el virus y continúe mutando de manera nociva para el hombre.
En pocos meses, varias vacunas salieron a la luz para hacer frente a la pandemia de coronavirus. A poco más de un año de que el mundo comenzara la lucha contra la enfermedad, varios países comenzaron a inocular a sus habitantes.

En ese sentido, el diario As rescataba el testimonio de Kayvon Modjarrad, director de la División de Enfermedades Infecciosas Emergentes del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed en Silver Springs, Maryland, Estados Unidos.

El especialista indicaba que a pesar de la cantidad de vacunas generadas, “eso no es lo suficientemente rápido”. La diferencia en vacunación en algunos países encendió su alerta. Mientras unos vacunan en gran cantidad, otros deben esperar. Mientras tanto, el virus sigue mutando. “Realmente rápido es tenerlas allí desde el primer día”, consideró en declaraciones retomadas de The New York Times.

Así todo, una de las cuestiones que desvela a los científicos sigue siendo la variación del virus. Ante la multiplicación de cepas, la pregunta que surge es si las vacunas podrán con todas las cepas. Es decir, si se podrá alcanzar una “supervacuna”.

Dennis R. Burton y Eric J. Topol, inmunólogos del Instituto de Investigación Scripps de La Jolla en California, propusieron en un articulo en la revista Nature, crear medicamentos inmunizantes universales. “Dichos anticuerpos podrían usarse como medicamentos de primera línea para prevenir o tratar virus en una familia determinada, incluidos nuevos linajes o cepas que aún no han surgido. Más importante aún, podrían usarse para diseñar vacunas contra muchos miembros de una determinada familia de virus”, indicaron.

Cómo es la “supervacuna” que podría controlar todas las cepas del coronavirus
La idea no es descabellada, ya que hay algunos prototipos en desarrollo. Entre estos, se cuentan los intento de VBI Vacunas,empresa con sede en Cambridge. Antes de que se cumpliera el año de pandemia, ya habían inyectado en ratones una vacuna basadas en versiones ya conocidas de los coronavirus. Los animales produjeron anticuerpos que funcionaron de manera positiva. Aunque puede considerarse un avance, no se publicaron esos resultados en una revista científica.

El diario As retoma otra experiencia, publicada esta vez sí en una revista. Se trata del caso de la bióloga estructural de Caltech, Pamela Bjorkman. La especialista dio a conocer su trabajo en Science. Detalló que adjuntaron las puntas de las proteínas de ocho coronavirus diferentes a un núcleo de proteína, conocido como nanopartícula. Tamnién inyectaron en ratones y los animales generaron anticuerpos.

Otro caso es el de Daniel Hoft, de la Universidad de Saint Louis. El científico, en colaboración con Gritstone Oncology, de California, ha creado una vacuna que impulsa a producir proteínas que podrían alertar al sistema inmunológico cuando esté presente cualquier coronavirus. “Estamos interesados en desarrollar una vacuna de tercera generación, que estaría preparada y lista para el futuro brote”, explicó Hoft.

Aunque la pandemia aún no ha terminado, los científicos tienen la vista puesta en la posibilidad de abarcar la mayor cantidad de variantes del coronavirus en una sola vacuna. Conscientes de los errores cometidos, avanzan para evitar que se propague el virus y continúe mutando de manera nociva para el hombre.


Recomienda esta nota: