01/09/2021

El mundo

ALERTA

Preocupación en la OMS por el avance de la variante Mu del coronavirus surgida en Colombia

Estudios revelaron que ya se detectaron casos de esta cepa en otros países de Sudamérica y en Europa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) analiza una nueva variante del coronavirus, denominada Mu, que fue identificada por primera vez en Colombia el pasado mes de enero de 2021 y de la que ya se han notificado casos en países de Sudamérica y Europa.


La variante Mu, según detallaron del organismo de Naciones Unidas, tiene una constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico.

De hecho, los datos preliminares presentados al Grupo de Trabajo sobre la Evolución del Virus muestran una reducción de la capacidad de neutralización de las vacunas y de los vacunados, similar a la observada en la variante Beta, si bien la OMS avisa de que esto debe ser confirmado por otros estudios.

Además, y aunque la prevalencia global de la variante Mu entre los casos secuenciados disminuyó y actualmente está por debajo del 0,1 por ciento, la OMS avisó que la prevalencia en Colombia (39%) y Ecuador (13%) ha aumentado sistemáticamente.

"La prevalencia notificada debe interpretarse teniendo en cuenta de la capacidad de secuenciación y de la puntualidad con que se comparten las secuencias, que varían de un país a otro. Se necesitan más estudios de estudios para comprender las características fenotípicas y clínicas de esta variante", detallaron desde el organismo.

Las variantes de covid clasificadas por la OMS se dividen en variantes de interés (VOI) o variantes preocupantes (VOC). Entre las variantes preocupantes se encuentran la Alfa, registrada por primera vez en Reino Unido y presente en 193 países; la Beta de Sudáfrica y hoy en 141 países; la Gamma, de Brasil y en 91; y la Delta, originaria de India en 170 países.

Por otro lado, las variantes de interés hasta ahora eran cuatro: Eta, Iota, Kappa y Lambda. Esta semana, la OMS añade a Mu.

Son variantes de interés aquellas cepas que incorporan cambios genéticos que podrían afectar a la transmisibilidad del virus, a la gravedad de la enfermedad, el escape inmunológico, el diagnóstico o su escape terapéutico.

Además de estos cambios genéticos, para ser variante de interés, la nueva cepa tiene que producir una transmisión significativa tanto en una comunidad como en varios países, con una prevalencia creciente o un número creciente de casos a lo largo del tiempo, u otros impactos epidemiológicos que sugieran un riesgo emergente para la salud pública mundial. Es el caso de Mu.

Para considerarse variante preocupante, informa La Vanguardia, debería haber evidencia de que realmente las mutaciones que tiene la nueva pasen de la suposición a la evidencia.

Mu pasaría de ser variante de interés a preocupante en el momento en que aumentase su transmisión, influyendo en la epidemiología de la covid globalmente. También, si aumentase su virulencia y agravase la enfermedad, o resistiese a las medidas de salud pública, las vacunas o los tratamientos disponibles. Por esta razón, se investiga de cerca la epidemiología de cada variante de interés.

En concreto, en los países de mayor prevalencia de Mu como Colombia, se hará un seguimiento de cerca junto con Delta, variante preocupante. Por el momento, la OMS no se ha pronunciado aún sobre la variante C.1.2 identificada en Sudáfrica.



Recomienda esta nota: