01/04/2022

El mundo

TECNOLOGÍA

Trabajadores de Amazon aprueban el primer sindicato de la historia de la empresa en EEUU

La proporción de trabajadores estadounidenses sindicalizados bajó de casi el 20% en 1983 a cerca del 10% en 2021

Los trabajadores de Amazon en Nueva York aprobaron hoy la formación del primer sindicato del coloso de la web en Estados Unidos, un hecho histórico para una compañía que se oponía a la sindicalización de sus empleados desde su creación hace 27 años.
Los trabajadores del depósito Staten Island JFK8 aprobaron sindicarse por 2.654 votos contra 2.131, según el recuento de la agencia federal de relaciones laborales.
Se trata de una victoria histórica para los derechos laborales de Estados Unidos, en un momento en el que el 68% de la población aprueba los sindicatos, el índice más alto desde 1965 según una encuesta de Gallup de la que se hizo eco la cadena NBC y la agencia de noticias Europa Press.
El triunfo también es resultado de la iniciativa liderada por Christian Smalls, un trabajador despedido en 2020 por ayudar a organizar una huelga en protesta por los deficientes protocolos de seguridad por el coronavirus fijados por la empresa.
"Es oficial. el Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU) es el primero en la historia de Estados Unidos. ¡Poder para el pueblo", celebraron en redes sociales sus empleados, quienes fueron felicitados por algunos miembros de la clase política estadounidense, como los congresistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez y Bernie Sanders.
"La victoria sindical en Amazon en Staten Island es una señal de que los trabajadores estadounidenses ya no aceptan más la explotación. Están cansados de trabajar más horas por salarios más bajos. Quieren una economía que funcione para todos, no solo para Jeff Bezos", ponderó Sanders.
Lo que estaba en juego era la capacidad de la compañía líder en comercio electrónico y servicios de computación de mantenerse libre de sindicatos en su mercado doméstico, un estatus que protegió tenazmente desde la creación de la empresa en la década de 1990.
Amazon alega que la sindicalización dañará las relaciones directas entre la empresa y los trabajadores, será un salto a lo desconocido y no garantiza que los trabajadores obtengan mejores salarios o mayor seguridad laboral.
La proporción de trabajadores estadounidenses sindicalizados bajó de casi el 20% en 1983 a cerca del 10% en 2021, según la Oficina de Estadísticas Laborales, citada por la agencia de noticias AFP.
Los responsables del sindicato dijeron ayer en conferencia de prensa que su campaña del año pasado, que fue respaldada hasta por el presidente Joe Biden, ayudó a impulsar medidas similares en todo Estados Unidos.
Los trabajadores de Amazon en Nueva York aprobaron hoy la formación del primer sindicato del coloso de la web en Estados Unidos, un hecho histórico para una compañía que se oponía a la sindicalización de sus empleados desde su creación hace 27 años.

Los trabajadores del depósito Staten Island JFK8 aprobaron sindicarse por 2.654 votos contra 2.131, según el recuento de la agencia federal de relaciones laborales.
Se trata de una victoria histórica para los derechos laborales de Estados Unidos, en un momento en el que el 68% de la población aprueba los sindicatos, el índice más alto desde 1965 según una encuesta de Gallup de la que se hizo eco la cadena NBC y la agencia de noticias Europa Press.

El triunfo también es resultado de la iniciativa liderada por Christian Smalls, un trabajador despedido en 2020 por ayudar a organizar una huelga en protesta por los deficientes protocolos de seguridad por el coronavirus fijados por la empresa.

"Es oficial. el Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU) es el primero en la historia de Estados Unidos. ¡Poder para el pueblo", celebraron en redes sociales sus empleados, quienes fueron felicitados por algunos miembros de la clase política estadounidense, como los congresistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez y Bernie Sanders.

"La victoria sindical en Amazon en Staten Island es una señal de que los trabajadores estadounidenses ya no aceptan más la explotación. Están cansados de trabajar más horas por salarios más bajos. Quieren una economía que funcione para todos, no solo para Jeff Bezos", ponderó Sanders.

Lo que estaba en juego era la capacidad de la compañía líder en comercio electrónico y servicios de computación de mantenerse libre de sindicatos en su mercado doméstico, un estatus que protegió tenazmente desde la creación de la empresa en la década de 1990.

Amazon alega que la sindicalización dañará las relaciones directas entre la empresa y los trabajadores, será un salto a lo desconocido y no garantiza que los trabajadores obtengan mejores salarios o mayor seguridad laboral.

La proporción de trabajadores estadounidenses sindicalizados bajó de casi el 20% en 1983 a cerca del 10% en 2021, según la Oficina de Estadísticas Laborales, citada por la agencia de noticias AFP.

Los responsables del sindicato dijeron ayer en conferencia de prensa que su campaña del año pasado, que fue respaldada hasta por el presidente Joe Biden, ayudó a impulsar medidas similares en todo Estados Unidos.



Recomienda esta nota: