06/05/2022

El mundo

El mundo

Fuera de control un incendio que ya quemó miles de hectáreas y destruyó construcciones en EEUU

Por: Paola Mejías
Un incendio que desde hace un mes afecta a miles de hectáreas en el estado de Nuevo México

Un incendio que desde hace un mes afecta a miles de hectáreas en el estado de Nuevo México, Estados Unidos, continuaba hoy fuera de control en el sur de ese estado, donde ya quemó unas 600 kilómetros cuadrados y destruyó unas 170 construcciones, por lo que el presidente Joe Biden declaró el estado de "catástrofe natural", informaron fuentes oficiales.


El fuego llamado "Hermits Peak" se inició el 6 de abril pasado como una forma de limpiar el exceso de vegetación en áreas delimitadas, pero los fuertes vientos y la sequía contribuyeron para que se saliera de control, precisaron las autoridades.


"Este es un incidente climático histórico. Es un momento crítico del incendio", dijo hoy la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, según la agencia AFP.


La gobernadora señaló que las condiciones climáticas, con altas temperaturas y vientos extremos, "son las peores posibles" para el fuego "que sólo ha sido controlado en un 20%.


Hace un mes las llamas comenzaron como un incendio prescrito, utilizado para limpiar el exceso de vegetación en áreas delimitadas, pero los fuertes vientos y la sequía contribuyeron para que se saliera de control, precisaron las autoridades.


"Hermits Peak" es considerado el segundo mayor incendio en la historia de Nuevo México, que afectó a más de mil kilómetros cuadrados de vegetación, un valor próximo al promedio de la región para un año entero.


Biden, decretó estado de catástrofe natural en Nuevo México, lo que facilitará la recepción de recursos logísticos y financieros para combatir las llamas y atender a la población afectada.


En ese estado hay siete incendios activos causados por la sequía histórica que dejó territorios rezagados y vulnerables al fuego en la región, favoreciendo la propagación de focos ígneos.


"En California, los dos mayores embalses del estado se encuentran en niveles dramáticamente bajos al comenzar la estación seca, con el lago Shasta al 40% y el lago Oroville al 55%", de acuerdo con un informe semanal sobre sequía.





Recomienda esta nota: