16/06/2022

El mundo

ECONOMÍA

Prevén desaceleración global y salida de capitales para emergentes por suba de tasas de EEUU

Se espera que la crisis la sufran, gravemente, los países del tercer mundo.

Los analistas del mercado internacional y local y referentes del mundo empresario préven que la suba de tasas de EEUU de 0.75 puntos, la mayor en casi 30 años, impactará fuerte en la economía de los Estados Unidos y provocará una desaceleración global y salida de capitales para los emergentes.

La Reserva Federal de EEUU elevó ayer la tasa de interés de referencia en 0,75 puntos, para ubicarla entre 1,5% y 1,75%, lo que significa el mayor salto de tasas desde 1994.

Esta decisión anticipa una fuerte desaceleración en los Estados Unidos, que se contagiará al resto del mundo, evalúan los analistas y empresarios

Según el economista Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres y Asociados, "se trata de la suba más fuerte en casi tres décadas; la inflación en EE.UU. se está escapando y la Reserva Federal decidió que necesita apretar los frenos con más fuerza, lo que implica que más fondos irán hacia EE.UU. y el dólar y habrá menos divisas para emergentes", consideró.

En tanto Pierpaolo Barbieri, fundador de UALÁ, consideró que "la suba de tasas de la Reserva Federal es inteligente, adelantándose al mercado por la sorpresa inflacionaria en EEUU, pero exacerbará el flujo de capitales hacia las economías desarrolladas y lejos de mercados emergentes en el corto plazo", opinó en su cuenta de Twitter, en línea coincidente con Spotorno.

En tanto, Allison Boxer, economista para EE UU de Pimco, uno de los mayores administradores de fondos de emergentes y en particular América Latina, evaluó que "una reunión histórica del Comité de la Reserva -de ayer- se salda con una subida de tipos de 75 puntos básicos y un gráfico revisado que sugiere que es probable que el endurecimiento agresivo de la política monetaria continúe durante las próximas reuniones".

Según Boxer, "la FED está empezando a reconocer que una senda más rápida de endurecimiento de la política monetaria se producirá a costa de un crecimiento más lento y un mayor desempleo".

En este sentido, precisó que "la FED espera ahora que el PIB de EE.UU. crezca un 1,7% en 2022 y 2023, lo que supone un importante descenso respecto al 2,8% y el 2,2%, respectivamente, y también se espera que el desempleo aumente con respecto a los niveles actuales".

 

Para Salman Ahmed, responsable global de la Asignación estratégica de activos en Fidelity International, otro administrador de fondos que invierte en emergentes y en la región, "este endurecimiento agresivo de las condiciones financieras (que es significativamente mayor que las de 2013 y 2018, dada la mayor inflación) probablemente provocará una desaceleración seria y brusca del crecimiento en los próximos meses".

De esta forma, continuó, "creemos que gran parte del ‘halconismo’ que está mostrando la FED en estos momentos ya está descontado y es probable que los sectores sensibles a los tipos de interés, como el de la vivienda, sientan la presión de forma sostenida".

La decisión de la FED provocó una ola de ventas generalizada en los títulos de acciones, acentuando así el "bear market" en la Bolsa de los Estados Unidos, dejando cada vez más lejos el pico de precios de 2021, de las acciones que ganaron con la pandemia, entre las más afectadas.

En tanto, el Banco de Inglaterra siguió la senda de la FED y eleva los tipos de interés hasta el 1,25%, y se esperan inminentes medidas similares desde el Banco Central Europeo, mientras que Hong Kong también anunció el aumento de la tasa de interés en 0,75 puntos tras el ajuste aplicado por la Reserva Federal de los Estados Unidos.





Recomienda esta nota: