07/07/2020

Sucesos

SUCEDIÓ EN BRASIL

Una mujer estranguló a su hijo porque jugaba con el teléfono

La madre había dicho que el joven había escapado. Horas después, confesó el crimen.

Una madre estranguló a su hijo de 11 años hasta matarlo porque el pequeño se quedaba hasta altas horas de la noche jugando con el teléfono celular.

Sucedió en el estado brasileño de Rio Grande do Sul, y la policía encontró su cuerpo luego de que la mujer confesara el crimen.

La madre fue identificada como Alexandra Dougokenski y en un principio, la mujer aseguró ante la policía que el pequeño había escapado a raíz de una pelea familiar. Pero más tarde aceptó que lo había asesinado.

Cuando la policía llegó a la casa de la mujer, intentaron encontrar al pequeño en las inmediaciones de la casa en la que vivía junto a su madre y a su hermano. En el recorrido participaron familiares y amigos. Al confesar el crimen, Dougokenski dijo: “Ya no podía vivir con la mentira”.

El cuerpo sin vida del niño fue encontrado dentro de una caja de cartón. La misma, había sido depositada en el garaje de un vecino, a pocos metros de la propiedad en la que vivía el niño asesinado.

El cadáver estaba envuelto en una sábana y con una bolsa de plástico en la cabeza.


Tags


Recomienda esta nota: