07/06/2020

Argentina

Una ciudad vuelve a la fase 1 de la cuarentena por un brote de contagios de Covid-19

El intendente anunció que se registraron 33 casos en las últimas 48 horas y tomó medidas drásticas.

El Partido bonaerense de Olavarría volvió a la fase 1 de la cuarentena, ante un brote de contagios de Covid-19 que generó alarma en la población y obligó a su intendente, Ezequiel Galli, a tomar medidas drásticas.


El propio Galli anunció la medida, después de que se confirmaran más de 33 casos positivos de coronavirus en su distrito, 21 de ellos en las últimas 24 horas.

El jefe comunal como su secretario de Salud, Germán Caputo, brindaron una conferencia de prensa sábado a la noche, confirmando los casos y restableciendo los controles propios de una cuarentena mucho más estricta de la que se venía viviendo hasta ahora en la localidad.

En consecuencia, en Olavarría solo funcionarán supermercados, farmacias y estaciones de servicios hasta las 16 horas.

“Hemos convocado con cierta urgencia esta conferencia de prensa, para informar acerca de lo que sucedió y está sucediendo en el Partido de Olavarría. Es imperioso que la información sea oficial para que no haya trascendidos, rumores o información falsa”, aseguró el intendente Galli a la prensa local.

La ciudad había tenido solo tres casos durante 74 días. A poco de que el gobierno bonaerense decretara la posibilidad de que los municipios del interior volvieran a normalizar su vida, Olavarría tuvo el brote y deberá volver a fase 1.

“Ayer confirmamos 12 nuevos casos y hoy tenemos que anunciar un total de 33 casos, en pocas horas confirmamos 21 casos nuevos y la razón es concreta: hubo encuentros familiares, hubo asados, hubo cumpleaños, hubo eventos sociales y allí se produjeron los contagios”, informó el intendente.

La decisión de volver a la fase 1 se traduce en el cierre de casi todos los comercios e industrias en todo el Partido de Olavarría, uno de los sectores que venía abriendo de a poco.

La excepción serán “supermercados mayoristas y minoristas y comercios de alimentos y bebidas minoristas de proximidad, farmacias, ferreterías, provisión de garrafas y leña; así como también aquellos vinculados a la industria de la alimentación, su cadena productiva e insumos, de higiene personal y limpieza, de equipamiento médico y medicamentos, vacunas y otros insumos sanitarios, actividades vinculadas a la producción, distribución y comercialización agropecuaria y pesca, servicios de lavandería, postales y de distribución de paquetería y servicios esenciales de vigilancia, limpieza y guardia”.

También se suspenderá el deber de asistencia para los trabajadores administrativos. Solo estarán exceptuados el personal que presta servicios en la Secretaría de Salud, Subsecretarías de Desarrollo Social, Derechos, Igualdad y Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida; Direcciones de Rentas, Tesorería y Contaduría de la Secretaría de Economía y Hacienda; Dirección de Control Urbano de la Subsecretaría de Seguridad dependiente de Conducción Superior.



Recomienda esta nota: