21/06/2019

El mundo

Centroamérica en el ojo del huracán

Debates por la política inmigratoria, elecciones y denuncias por violaciones a los Derechos Humanos.
Ampliar (1 fotos)

Centroamérica en el ojo del huracán.

Por Guillermo Usandivaras* | Donald Trump volvió a arremeter contra la inmigración de centroamericanos a Estados Unidos. Esta vez advirtió -vía Twitter - que la próxima semana iniciará la deportación de "millones". Esta amenaza repercutió en países como Guatemala, El Salvador y Honduras. La “criminalización” de la migración, va en detrimento de medidas que combatan de raíz las causas de esa migración, como la violencia y la inequidad social. En este sentido, México ofrecerá una ayuda directa de 30 millones de dólares a El Salvador, dentro de un programa social de más de 100 millones, en el primer paso para implementar el Plan de Desarrollo Integral (PDI) que atiende las causas de la migración en América Central.

Belice y Cuba también tomaron cartas sobre este asunto e iniciarán la II Ronda de Conversaciones Migratorias, cita en la cual los representantes de los dos países ratificarán el interés por incrementar la cooperación bilateral en este ámbito.

En medio de todo esto, Centroamérica también vive semanas en las que se debate el futuro de los próximos cuatro años. Las elecciones del domingo pasado en Guatemala ubicaron a la ex primera dama Sandra Torres y a Alejandro Giammattei como los dos candidatos que se disputarán la Presidencia en la segunda vuelta, el 11 de agosto. Todo pareciera indicar que Sandra Torres es quien puede convertirse en la primera mujer que ostente el alto cargo. Torres había quedado en segundo lugar en los comicios de 2015 en los que perdió contra el actual presidente Jimmy Morales. Entre los retos de la nueva presidencia guatemalteca está poner un freno a la creciente migración por la pobreza y la violencia, y lidiar con la inconformidad de varios sectores ante problemas de corrupción no resueltos.

Semanas atrás, en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Guatemala traspasó a El Salvador la presidencia pro tempore. Este encuentro se desarrolló sin la presencia del flamante presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y con una despedida al gobernante de Panamá, Juan Carlos Varela.

Con 37 años, el ex alcalde de San Salvador Nayib Bukele se convirtió en el presidente más joven del continente, tras ganar las elecciones generales en la primera vuelta, derrotando y poniendo punto final a un sistema bipartidista que gobernó el país durante los últimos años con los tradicionales partidos FMLN y ARENA. Quienes apostaron por Bukele esperan que el mandatario pueda frenar la violencia, incrementar la seguridad, generar oportunidades laborales para los jóvenes y un gobierno transparente. El Salvador pretende convertirse en la potencia comercial de Centroamérica, en el principal proovedor de mercancías de este mercado que posee más de 50 millones de consumidores.

Las redes sociales han sido una especie de trinchera para el joven mandatario, desde donde realizó nombramientos a funcionarios y dio las primeras directrices de su gobierno. Un ejemplo de esto fue cuando el presidente ordenó a las Fuerzas Armadas retirar el nombre de Domingo Monterrosa -responsable de la Masacre del Mozote, la mayor matanza ocurrida en el siglo XX en América Latina- de un cuartel en el este de El Salvador. Por décadas, pese a los numerosos reclamos, los sucesivos gobiernos de El Salvador evitaron tocar directamente a la figura de Monterrosa pues, según analistas, existía temor de que se pudiera generar inestabilidad o incomodidad en las filas del Ejército.

En tanto que en Nicaragua, la ONG Human Rights Watch presentó un informe titulado “Brutal represión”, en el que exige responsabilidades a siete altos cargos del Ejecutivo nicaragüense -incluido el presidente del país, Daniel Ortega- por violaciones a los derechos humanos. La ONG pidió este miércoles a la Unión Europea y los países de América que sancionen y enjuicien a estos funcionarios nicaragüenses, a los que responsabiliza de un “patrón de abusos sistemáticos” contra las personas que participaron en protestas.

 

*Guillermo Usandivaras es abogado, actualmente realiza estudios de doctorado en Ciencias Sociales y es especialista en Administración Pública. Preside la Fundación para el Desarrollo de América Latina y El Caribe.



Recomienda esta nota: