23/02/2020

Opinión

heroicos

Los justicieros del café

Escribe Juan Manuel Aragón - Especial para El Diario 24
Los justicieros del café | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Los justicieros del café - Opinión de Juan Manuel Aragón

Corresponsalía Santiago del Estero. En varias mesas de los bares de la  vuelta de la plaza  Libertad de Santiago, por las que anduvo patrullando El Diario 24, se hablaba del caso de Caleta Olivia y los hombres liberados, luego de ser apresados, tras comprobarse que no habían sido culpables del horroroso crimen de un chico de cuatro años. Es que los sábados a la mañana se prestan para que muchos santiagueños se den cita en el centro, en  grupos de amigos para todos los gustos y todas las edades.

¿Qué se decía?

Bueno, que en un primer momento en las redes clamaron porque se les aplique la pena de muerte ipso facto, que se haga morir como perros sarnosos a los tipos que se había pillado. Si la Justicia hubiera hecho caso de los millones de internautas que pedían “¡justicia!”, con sed de venganza, se habría sometido a  la  pena capital a esos dos infelices.

Lo de siempre ¿no? Mientras algunos hablan de matar con un balazo en la nuca y cobrar la bala a los familiares, apenas se encuentre a los culpables de crímenes aberrantes, otros, más  mesurados, sostienen que en todos los casos debe dejarse que sea la  justicia la que actúe.

Unos decían: “¿Y si fuera tu hijo el que mataron tirando de un barranco para violar a tu mujer, no pedirías que lo cuelguen donde lo encuentren?”. Vista así la cuestión, parecía que tenían razón y que la hermosa mañana que pasó sobre la ciudad, los acompañaba en su deseo de desquite. Por suerte había otros que dieron vuelta el mismo argumento: ¿”Y si fuera tu hijo el acusado de haber matado al chico del barranco y te dijera que él no fue, no pedirías un tribunal imparcial?”.

Mientras sofrena su caballo cojudo, en el centro de la plaza Libertad, el bronce de  Manuel Belgrano mira el horizonte sin meterse en vanas discusiones. Las palomas se pasean por entre las mesas. Esta corresponsalía enfila hacia la casa.  *Pica el bagre.

©Juan Manuel Aragón

*Expresión santiagueña para indicar que alguien tiene hambre.

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: