21/05/2020

Opinión

Los gritos de guerra sirven para darse ánimos en la batalla

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
Los gritos de guerra sirven para darse ánimos en la batalla | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Los gritos de guerra sirven para darse ánimos en la batalla

El grito de guerra de los países anglosajones es “¡hurra!" Según dicen, en un principio se usaba la expresión marinera “huzzah”, que derivaría a de un vocablo medieval, hisse, que significa “arriba, con fuerza”, empleada especialmente a la hora de levantar un gran peso; como un fardo en la bodega de un barco, o las velas para huir de los piratas. Durante la Guerra de los Treinta Años, en el siglo XVII, Europa se llenó del grito de guerra, “¡hurra!”, “¡coraje!”, de alemanes, daneses y suecos. Los ingleses adoptaron este grito, pero conservaron también su significado anterior.

Los franceses gritan “alé, alé, alé”, también para manifestar una emoción. “Allez” en su uso más básico es la segunda persona del plural del presente simple del verbo “aller” (vous allez, ustedes van). Decir solamente “allez”, es usarlo como una interjección, una palabra invariable que expresa una emoción como ¡uf!, ¡ah!, ¡oh!, ¡ay! Aquí significaría “¡venga! ¡vamos!” usándolo con el significado de “¡ánimo!”.

Los españoles en las batallas gritan (gritaban en realidad, cuando eran lo que eran y no eso que son ahora) “Santiago y Cierra España”. Estas palabras de bravura en las guerras de la Madre Patria se inspiraron en el grito de las tropas cristianas durante la Reconquista, en batallas como la de Navas de Tolosa y las españolas del Imperio y de la época moderna antes de cada carga.

Los uruguayos, en cada épica batalla futbolística moderna, también tienen su grito, cómo no. En su caso es inspirado por el nombre de su país: “¡U-ru-guay, U-ru-guay!”. Los chilenos han hecho resonar en los estadios en que jugó su seleccionado de fútbol, su propio grito marcial: “Chi-chi-chí-le-le-lé!”. Bien por ellos.

El grito con el que los argentinos se dan ánimo cuando la selección de fútbol, los hace sufrir ya sea como local o como visitante, es “¡Ar-gen-tina-Ar-gen-tina!”. Parecido es el grito guerrero de los tucumanos en fútbol, pero los tucsonianos lo usan principalmente en radbi: “¡Tu-cu-mán-Tu-cu.-mán!”.

Los santiagueños tenían el que quizás era el bramido de las batallas más temido en los campos de juego, ya sea en la provincia, en el país o en el mundo, era el “¡Viva Juáre!”, que durante más de 50 años los acompañó a todas partes, protegiéndolos de todo mal. Pero luego de la muerte del viejo caudillo, volvieron a una tradición anterior y ahora gritan solamente “¡Viva lura!”. Pero no se explicará aquí qué significa, porque podría haber damas leyendo esta crónica.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: