05/06/2020

Opinión

Las 10 creencias falsas (y la yapa) sobre el amor

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Las 10 creencias falsas (y la yapa) sobre el amor | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Las 10 creencias falsas (y la yapa) sobre el amor

1 - No se cocina con amor, de hecho es un sentimiento que podría nublar el entendimiento del cocinero a la hora de manipular ollas, sartenes, cuchillos y cucharones. Para cocinar hay que dejar los sentimientos a un costado y concentrarse solamente en hacerlo bien.

2 - No es posible estar enamorado de un lugar, de una camiseta, de un objeto. El amor es un sentimiento compartido. Yo amo alguien que a su vez me ama a mí. Y no hay forma de ser correspondido por una mesa, una silla, una manzana o el ropero de la abuela.

3 - Tampoco puedes amar a tu perro porque él no te corresponderá. Tienen instintos muy básicos, no se parecen en nada a los humanos. Un perro no es un humano, aunque parezca obvio es así. Los animales no tienen sentimientos. Ellos allá, nosotros aquí.

4 - El principal ingrediente de una tortilla de papas no es el amor sino, como su nombre lo indica, las papas. Si no le pone papas, agréguele todo el amor, el cariño y la ternura que quiera pero será cualquier cosa menos una tortilla de papas.

3 - Si le da bolilla, si se ha puesto de novio, si se ha casado, si es su media naranja, ya no quiere a su novia, a su mujer. La quería cuando no la tenía, ahora que la tiene, el sentimiento será otro. ¿Para qué querer algo que ya es de uno?, ¿no le parece lógico?

5 - El amor es un sentimiento, sí, y también es una larga constancia y tolerancia. Hay que ponerle onda, llevarle el desayuno a la cama, mimarla, que aguante sus olores, oir lo que tiene para decirle, lavar los platos, acariciarla, no dejar las cosas tiradas. Todo un trabajo.

5 - (bis) Así como a un restaurante uno vuelve por los que pequeños detalles, al amor hay que cuidarlo y mantenerlo. El otro o la otra, no quieren que uno se largue al río a pelear con cocodrilos, cual valiente Tarzán. Con pescarle una mojarrita al día, es suficiente.

6 - Decir “te amo” no sirve. Son palabras nomás, viento, ruido que sale de la boca. Así como la fe sin obras no es fe, el amor sin hechos concretos que lo respalden, es cualquier cosa, menos amor. Póngale de nombre calentura, si quiere, pero no se confunda, porfi.

7 - Tampoco siente amor por su trabajo, profesión, oficio, empleo, laburo. Eso se llama vocación y es la inclinación o interés que se siente para dedicarse a una determinada forma de vida o un trabajo. El diccionario no lo define como amor, porque no lo es.

8 - Cuando un amor es clandestino, es decir uno de los dos o los dos tienen una pareja estable aparte, él es el amante, pero ella no es “la amante”, tan fiero que queda. Ella es “la querida”. Porque es la que el hombre quiere de verdad.

8 - (Bis) Hace doler el oído cuando una mujer dice “mi esposo”, porque es su marido, doña. El cura los declaró marido y mujer, no esposo y esposa. Queda hórrido que el hombre diga “mi esposa” o “mi señora”. Es “mi mujer”, “tu esposa” y “la señora de Fulano”.

9 - Si cada vez que ella le reclama algo, le retruca con algo igual o peor que hizo ella, entonces no la ama. Lo mismo ella. Si le dice que deja las medias tiradas, discuta sobre las medias tiradas y no retruque con la comida quemada del otro día. Si no, no es amor.

10 - Cuando le venga el enamoramiento, magnificará las cualidades positivas de ella. Se olvidará de este escrito o lo tirará a la basura. Lo felicito, pero cuando pase el vendaval volverá a leerlo y quizá esté de acuerdo. Si no, qué me importa, no siento nada por usted.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: