08/06/2020

Opinión

Cómo hacer papas al horno distintas y sabrosas

Son una guarnición ideal para las acompañar carnes rojas y blancas, pero a veces hacen renegar al despegarlas. Pruebe de esta otra forma, doña.
Cómo hacer papas al horno distintas y sabrosas | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Cómo hacer papas al horno distintas y sabrosas

Una guarnición ideal para las carnes rojas y blancas, doña, son las papas al horno, siempre sabrosas. Mejor si se hacen crocantes y no cuesta despegarlas. Pero a veces no salen como uno quisiera, quedan pedazos adheridos a la asadera o unas se queman mientras otras siguen crudas o blancuzcos, como quien dice.

Por eso, para no tener que andar fijándose en darlas vuelta y renegando mientras se raspa la chapa, vamos a ofrecerle una receta un poco distinta, por si uno de estos días quiere sorprender a su marido, a los hijos o a los invitados.

Lo primero, pelar las papas, luego cortarlas en cubos más bien grandecitos y ponerlas en una asadera con bordes altos. Exprimirles el jugo de medio limón y rociarlas con aceite, como normalmente suele hacerlo. Luego ponga a hervir medio caldito de sabor en algo más de una taza de agua y una cucharada sopera de sal gruesa (caldo más salmuera, o sea) y los yuyos que más le gusten, como orégano, perejil, una pizca de ají del monte. Ponga esa sopa sobre las papas.

Antes de empezar el menjunje habrá tomado la precaución de encender el horno y tenerlo a las chapas o, lo que es lo mismo, a unos 220 grados de temperatura. Colocar la asadera en el horno.

Olvidarse del asunto por lo menos unos 50 minutos. Abrir el horno y fijarse cómo va el asunto. Es seguro que ya no tendrán nada de agua y habrán quedado sólo con algo de aceite. Si le gusta cómo están, sacarlas del horno. Si no, dejar un rato más.

Servir y disfrutar.

De nada.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: