27/06/2020

Opinión

El ser nacional desvelaba a los militares y convocaba a los bobos

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24).
El ser nacional desvelaba a los militares y convocaba a los bobos | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El ser nacional desvelaba a los militares y convocaba a los bobos

Un asunto desvelaba a los militares cuando eran gobierno, el famoso “ser nacional”. Querían descular, en tres o cuatro palabras qué era ese ente llamado “argentinos” que vivía en este acotado espacio del planeta. Ahora que lo pienso, quizás fuera una forma disimulada de hacernos hablar de otras cosas para que no recordáramos que en realidad gobernaban los liberales y que, bajo sus discursos con voz bronca se escondía el hecho de que entregaban el país en papel de regalo y con moño colorado.

De nada valía que se dijera que no importaba el ser, porque nadie se hace la pregunta a menos que esté acudiendo a sesiones de un psicoanalista. Guay con el que osara sugerir que no había tal cosa, que era una tontería buscar entelequias que ni a filosóficas llegaban, que a los fines prácticos no servirían para nada.

Hasta se hizo un curso, no sé dónde porque ni averigüé, al que asistieron conocidos. Salían como inflamados de dudas, preguntando a los que no asistíamos si valía la pena buscar el ser nacional y en todo caso para qué. Era tan tonta la pregunta que nos quedábamos callados.

Alguna vez lo debatimos en el café, no al ser nacional, porque no éramos bobos, sino a qué iban esos tontos al curso. Uno creía que eran lo que en la jerga de la calle se llaman “boludos alegres”. Otro opinó que quizás los diarios, que siempre han sido acomodaticios con esa clase de inexistentes dramas argentinos, les habían metido la idea en la cabeza y querían salir de dudas, o al menos conseguir armas intelectuales para hacerse mejor la pregunta. Y el resto opinaba que iban a ver si se hacían amigo de algún militar y conseguían un puesto en la administración pública.

Lo cierto es que muchos procesistas, en caso de que tal categoría política haya existido, lo eran por un visceral asco que sentían por el peronismo.

En el año 83 se hicieron alfonsinistas y se olvidaron por completo de su apología del gobierno de los militares, inspirados por la revista “Gente” y Bernardo Neustadt, que era un señor que se hacía el de trabajar de periodista, pero ponía y sacaba presidentes que, durante los militares eran militares y cuando volvieron los civiles, civiles.

Pero no se olvidaron tanto, ahora que lo pienso. Quizás solamente encausaron su pensamiento y siguen creyendo, como aquel entonces, en que la vida es un asunto cuadrado, con lados y bordes bien establecidos, que hay que llenar de consignas tan falaces como “los argentinos somos derechos y humanos” o “la democracia no es un buen sistema, pero no se ha inventado ninguno mejor” y otras estupideces descerebradas por el estilo.

Usted preguntará a qué viene esto, por qué sacar a la luz un detalle tan poco relevante de un tiempo olvidado. Le diré. Uno ha tenido bandazos en sus pensamientos, lo que ayer nomás creía de un período de la historia o de una línea política determinada, de repente ¡zás!, se le abre una luz y empieza a opinar distinto, unas veces es por un libro otras por el simple gusto de cuestionarse la vida nomás.

Hay boludos alegres que siguen como en ese tiempo, creyendo en que hay buenos y malos absolutos, les han enseñado a descreer de los matices y las infinitas ganas de gris que pueblan la vida, son la materia prima de la historia y hacen interesante el futuro. Por eso, sabiendo lo que saben hoy, si volviera el año 76, regresarían a su viejo pensamiento anti peronista y a preguntar de forma boba y como lelos, qué es el ser nacional.

Uno les podría responder que el ser nacional son ellos, en polvo, para diluir y sacar cuatro o cinco de cada uno. Quedarían muy pocos afuera, sólo los que levantan la mano cuando preguntan quiénes no creen en la democracia. Que cada vez son menos.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: