12/08/2020

Opinión

De qué se trataba el proyecto de canalización del río Bermejo

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
De qué se trataba el proyecto de canalización del río Bermejo | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

La Canalización del Bermejo. Imagen robada del muro de Cristian de Jesús Guanca.

En realidad, ahora que ha pasado el tiempo, digámoslo: la canalización del río Bermejo, con la que hizo bombo mucha gente durante el tiempo de los militares, era una excusa para pedirles que abandonaran el liberalismo en el que habían metido al país, al poner de ministro de Economía a uno de los personajes más anti argentinos de la historia patria: José Alfredo Martínez de Hoz.

Dicho de memoria, era un proyecto magnífico: construir un canal lateral navegable, al naciente del Salado, con exclusas cada tantos kilómetros para, además, proveer de electricidad limpia y barata a una vasta región desértica de la Argentina. La evocación puede fallar, quizás todo era más complejo y algún lector podría aportar más y mejores detalles, si se anima, bienvenido.

Se preveía un dique en Zanja del Tigre, cerca de Orán. Allí quedaría, además, gran parte de la materia sólida en suspensión que traía el río. El 95 por ciento de la materia en suspensión del Río de la Plata, es aportado por el Bermejo, y sólo el 5 por ciento del caudal de agua. Una de las ventajas indirectas más visibles: no sería necesario dragar el puerto de Buenos Aires, libre por mucho tiempo del barro.

Este sistema fluvial sería aún más barato que el ferrocarril y por allí saldría la producción de todo el norte. También se podría usar el agua para riego, muy necesario en una de las regiones más áridas de la Argentina. Y a 20 kilómetros a ambos lados del canal se generaría un progreso tal, que podría motorizar al resto.

Era casi un proyecto a mano alzada. Cuando lo criticaron por económicamente impracticable, se llamó a Walter Beveraggi Allende para explicar su teoría cuantitativa de la moneda. De seguirla, podríamos haber construido esta obra y de yapa salvarnos de pedirle plata al Fondo Monetario Internacional, dedicado a acogotarnos de manera brutal.

También ofreció una conferencia Nicolás Boscovich, admirador y seguidor de Enrique Mosconi, autor de varios libros, como “Geoestrategia para la integración regional”. Celebró las motivaciones de la idea. Sostuvo que el centro norte de la Argentina estaba poco desarrollada y su grandeza no se conseguiría con martingalas financieras sino con realizaciones concretas. Con el Bermejo, además, se ponía un freno a las ansias expansionistas del Brasil, momentáneamente dormidas por ahora. Entre otras muchas razones, claro.

El obispo de Añatuya, Antonio Baseotto, fue uno de los más fervientes impulsores de la canalización del Bermejo, lo mismo el grupo Acción Republicana Nacionalista. Políticos destacados de Santiago, como Juan Rafael, se contaron entre sus promotores.

Era obvio que si se llevaba adelante, sería contra la voluntad del todopoderoso Martínez de Hoz o con él fuera del gobierno. Pero los militares oscilaban entre liberalismo económico y el miedo a ser vistos como defensores de algo que oliera a nuestro, ¡faltaba más! Y siguieron a paso marcial, haciendo un negocio aquí, una obrita más allá, con las consabidas deudas, quizás para mostrar que eran civilizados. La grandeza de la Nación estaba lejos de sus objetivos. Ellos eran liberales, si el liberalismo no era lo más conveniente para el país, peor para la Argentina.

Cuando volvió la democracia esos planes de muchos argentinos, se perdieron para siempre. Los políticos de los varios ateneos formados para promover el canal del Bermejo volvieron a sus partidos y el proyecto pasó a ser parte del chiste del Obispo de Añatuya que soñaba con ver barcos pasando bajo su ventana.

Se perdió la oportunidad de un desarrollo armónico, al menos con un plan integral que abarcara todo el territorio nacional, las aspiraciones de grandeza no terminaban en este canal.

Se podría narrar esas otras ideas, pero esta nota se ha hecho extensa.

(Continuará otro día).

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: