20/01/2021

Opinión

Un motivo para olvidar los consejos de Martín Fierro

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Un motivo para olvidar los consejos de Martín Fierro | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Un motivo para olvidar los consejos de Martín Fierro

Dicen que en cada libro se encuentran sabores, colores, olores distintos, cuando se los relee. Un cuento de Jorge Borges, a los 14 años dejará una sensación distinta a los 35, a los 48, a los 60. La idea general de quienes sustentan esta teoría sería la siguiente: “El libro no cambia, es sólo uno, pues ya no es el mismo de entonces”.

Al contrario, hay quienes sostienen la teoría contraria: las obras, sobre todo las clásicas, viven cambiando, nosotros estamos igual. Cada vez las letras parecieran ir formando fila de distinta manera. Mejor dicho, al haber cambiado el orden interno de las palabras, dejó de ser lo que era y pasó a ser otra cosa.

Entre las dos teorías, la primera es la más repetida, casi hasta hacerse carne en cientos de miles de lectores del mundo en todos los idiomas. Los biempensantes de manual la prefieren. La otra es más atractiva porque habla de una transformación de los textos con el paso del tiempo.

Para quienes no estamos religados a las propias sensaciones, que algo objetivamente sufra una metamorfosis, estando quieto, en el mismo lugar de la biblioteca, es una idea más tranquilizante. Quiere decir que un libro no está configurado para ser otro, según los anteojos del sentimiento del instante, sino un objeto cambiante, con vida propia y —como sabemos todos— entidad independiente en sí y por sí mismo.

La última vez que leí el Martín Fierro, en la payada con el Negro, al final siempre ganaba Martín Fierro. La corriente de pensamiento políticamente correcta ha provocado un triunfo moral del moreno, a quien, en una adenda se le conceden los laureles debido, sobre todo, a su postergación de siglos en estos pagos, algo ajeno a la propia idea de la obra. Si el Martín Fierro ha cambiado de esta manera, sépase señor José Hernández, que muchos no lo leerán nunca más. Esperaban de usted una acción más heroica: al final en un duelo a cuchillo Martín Fierro debía achurar al moreno. Aunque luego nos perdamos el final del padre que da consejos.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: