19/02/2021

Opinión

Uno es gente, nada más: ellos miran el mundo desde arriba

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Uno es gente, nada más: ellos miran el mundo desde arriba | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Uno es gente, nada más: ellos miran el mundo desde arriba

Usted es gente, su vecino es gente, el señor sentado en el banco de la plaza es gente, yo soy gente. Los de la tele no son gente, hablan de nosotros como si estuvieran en un plano superior o fueran otra cosa. Nunca seremos ellos.

Si sostienen algo inconveniente, exclaman: “La gente va a pensar mal de nosotros”. Al día siguiente el dicho tiene repercusiones entre ellos solamente, porque la verdad, nos importan un pito sus dichos. Y la gente les sigue pareciendo algo extraño.

Uno los mira: tienen una cabeza, una boca, dos ojos, una nariz con dos fosas nasales, dos manos con cinco dedos cada una. Entonces piensa: “¡Caramba!, son tan gente como mi cuñado, el mecánico de la motocicleta, el kiosquero o yo mismo”.

¿Si uno de nosotros llegara a estar en su lugar, también se referiría a la “la gente” como si se hubiera convertido en un ser superior? No sé, esas cosas pocas veces suceden. Uno es Fulano de Tal, vive en la calle Cual, es vecino de Mengano y de Zutanito, tiene algo de plata o es pobre, es ingeniero nuclear o trabajador de una obra. Uno es gente, nada más.

No calculamos qué dirá ese otro de allá abajo, esperando nuestras sentencias, para saber cómo pensar de esto o aquello. Vamos a nuestro aire por el mundo, sin ese poder: al hermano lo llamamos hermano, al amigo, amigo, al prójimo, prójimo y a Diego, Horacio y Luis, Diego Horacio y Luis. Si vemos aparecer, a los seres superiores de la tele, agarramos un libro. Y chau.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: